BANCO NACIONAL DE PANAMA
La Revista - Lo Nuevo

Espíritu infantil está en riesgo

LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

Estudio global de Oreo revela que presiones consumen a niños y adultos

Panamá, 26 de abril, 2012 – El famoso refrán de que “todo tiempo pasado fue mejor” parece aplicar a la perfección con las conclusiones de un estudio global de niñez realizado recientemente a más de 7 mil padres en 20 países del mundo.

La investigación global, realizada por la firma Ipsos Public Affairs para la marca Oreo, con motivo de su centenario, indica que, desde China a Polonia y Portugal a Costa Rica, el espíritu de la niñez podría estar en peligro. Según el estudio, 7 de 10 padres a nivel mundial dicen que los niños deberían tener más tiempo para simplemente “ser niños”, pero aparentemente no es así debido a las presiones diarias y el exceso de actividades en el día a día. Esos padres señalaron que dedican muy poco tiempo para estar con sus hijos y que pasaban más tiempo con sus familias cuando ellos estaban niños, que lo que invierten actualmente ellos con sus hijos.

Para 4 de cada 10 padres, es más fácil coordinar una reunión de trabajo que sacar tiempo para estar con sus hijos y mucho más usual comunicarse con ellos a través de la tecnología, que de forma personal. La distancia y las presiones no solo afectan a los niños sino también a los adultos. De hecho, la mayoría de los padres que participaron del estudio indicaron que no se divierten a diario (59%) ni experimentan sentimientos de deleite que sentían cuando eran niños (66%).

Conocer estos fenómenos, entender las percepciones y preocupaciones de los padres así como compartir ideas de cómo recuperar el tiempo con sus hijos y la esencia de la niñez, son algunas de las razones por las cuales, de cara a la celebración de sus 100 años, Oreo patrocinó el “Informe Global del Espíritu de la Niñez”.

Para dar a conocer los resultados de ese estudio, así como las recomendaciones para mantener la esencia infantil y aprovechar más el tiempo con los hijos, María Luz Gutiérrez, especialista en Derechos Humanos de la Niñez y la Adolescencia, quien llevará a cabo una gira en los principales medios de toda Centroamérica, Panamá y República Dominicana.

Para la especialista, “tanto los niños como los padres seguimos teniendo la necesidad de volver a experimentar sentimientos de despreocupación propios de la infancia y de pasar más momentos de diversión juntos. El mundo moderno con sus presiones puede habernos alejado de ese objetivo pero la buena noticia es que aún estamos a tiempo de tomar medidas para seguir cultivando ese espacio tan importante entre padres e hijos”.

“Algunos padres creen que si han pasado una hora de tiempo ‘de calidad’ con sus niñas y niños, ya es suficiente. Lo que no tomamos en cuenta es que, normalmente, esta hora se pasa haciendo algo agradable: mirar la televisión, salir a comer algo, ir a mirar una película y esto suena a ‘compensación’, lo que puede causar un efecto negativo. Cuando hablamos de calidad, debemos entenderla desde el impacto que genera esa relación que creamos con los hijos, a través del aprendizaje, el diálogo, la convivencia, el placer, que favorece el crecimiento personal de las personas involucradas”, señala Gutiérrez.

“Gracias al estudio y a la cercanía con nuestros consumidores sabemos que todos tenemos ese anhelo de liberar el niño que llevamos dentro y de tener mayores oportunidades de compartir momentos simples y puros de deleite infantil con nuestros seres queridos. Nos preocupa el riesgo de que se pierda la esencia infantil ante las presiones de un mundo cada vez más adulto y se reduzca la cantidad de momentos divertidos y de calidad para compartir con los hijos. Divertirse en familia es más importante que cualquier cosa y para Oreo es un honor poder contribuir a que esto sea así”, señaló Daniel Carr, Gerente regional de marca de Kraft Foods.

La famosa galleta Oreo, nació el 6 de marzo de 1912 en Manhattan, Nueva York. Hoy, cien años más tarde, es la más vendida del mundo en sus distintas variedades, con una facturación anual de 1.500 millones de dólares y está presente en más de un centenar de países de los cinco continentes. Desde ese día en que dos galletas de chocolate se juntaron con un delicioso relleno sabor a vainilla, la galleta favorita del mundo ha tenido como misión mantener vivo el espíritu infantil y celebrar el niño que todos llevamos dentro.

Varias generaciones de panameños han crecido con la tradición de compartir momentos de unión familiar con el famoso ritual de Oreo: separar sus crujientes tapitas de chocolate, para saborear la crema que las une y luego sumergir la galleta en un vaso de leche fría. Este divertido ritual ha sido adoptado por diferentes culturas, conservando la magia y espíritu infantil a cualquier edad.

Este año de celebración, Oreo se conectará con las familias a través de la red social Facebook, donde su página cuenta con una comunidad virtual de más de 25 millones de personas de todo el mundo. Los consumidores podrán disfrutar una edición conmemorativa de galleta con sabor a pastel. Simultáneamente saldrá una nueva campaña publicitaria, que continuará construyendo sobre los momentos mágicos entre padres e hijos.

Comparte..
LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

Agregar Comentario

Click aqui para publicar un comentario