BANCO NACIONAL DE PANAMA
Escenas del Espectáculo

[VÍDEO] Marlow Rosado y La Riqueña “Fuego a la Jicotea”

LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

Versatilidad es quizás la palabra que mejor describe la personalidad y talento musical de Marlow Rosado: compositor, escritor (absolutamente bilingüe), pianista, arreglista y director de orquesta de géneros tan diversos como la salsa, el rock, jazz, merengue, bachata, reggaeton, hip hop o la cumbia urbana.

Su toque como escritor y productor ha quedado plasmado en discos como Lipstick de Alejandra Guzmán (nominado para Mejor Album Rock del Año para los Grammy y Latin Grammy), así como también en temas como Apreta’o del grupo La Fuerza de Abrahim Quintanilla, Sentimiento Boriqueño, escrito para Yolandita Monge, Me Dejó En El Aire y Un No Sé Qué, grabados por El Gran Combo de Puerto Rico y otros escritos para Elvis Crespo y la orquesta Puerto Rican Power. Ha tocado y trabajado para artistas tan diversos como Celia Cruz, la inolvidable cantante tejana Selena, Larry Harlow, Tommy Olivencia, Marc Anthony, Ricardo Montaner Olga Tañón y Desmond Child, entre tantos.

Su primer disco “Salsalsa”, canaliza la pasión que Marlow Rosado profesa por el género más sabroso de todos, el que lo mueve desde su infancia en su natal Puerto Rico y que aprendió de maestros como Eddie Palmieri, Sonora Ponceña, El Gran Combo y la Fania entre otros. Su Segundo disco “RETRO” es lo que indica su titulo, un retrosedimiento a la epoca mas importante en su genero. En este disco Marlow Rosado nos deleita con temas como “No me digan que es muy tarde ya” donde participan como artistas invitados Ismael Miranda, Marlon Fernandez y Salvador Cuevas, “Aguzate” con la voz inconfundible de Bobby Cruz, “Nacy Moreno” en el cual Marlow se sienta al piano junto a Papo Lucca. A Marlow Rosado lo han llamado “el Dalí de la música”, pues su manos al piano se convierten en los pinceles con los que crea un mundo tan surreal como el plasmado en lienzos por el extinto pintor. “Cuando estaba en la universidad, uno de mis maestros me dijo `verte tocar me recuerda a Dalí. ¿Sabes quién es Dalí? No! contesto Marlow, Pues sal de aquí y vete a buscar un libro sobre él`. Lo hice y fue un amor a primera vista. Desde entonces comencé a estudiarlo y es una inspiración constante. Antes de tocar en una presentación, ver un par de páginas con su trabajo es mucho más inspirador para mí que escuchar música”, comenta el artista.

Ciertamente que al piano Marlow se convierte en un espectáculo surreal, pues artistas como el cantante y también pianista Jamie Fox han sucumbido a una descarga espontánea con él, por la simple conexión que da la música, la buena música. Marlow se crió en el pueblo de Cataño, perteneciente al área metropolitana del Viejo San Juan. Cuando se es “boricua”, el acercamiento a la música es tan natural como respirar y allí fue donde Marlow tuvo sus primeras experiencias. “Hay una bahía entre Cataño y el Viejo San Juan unas lanchas para cruzarla. Recuerdo que en las navidades, me montaba en las lanchas a tocar panderetas y luego las pasaba para recoger propinas. Al principio, Marlow tocaba de oído y aprendió a sacar los montunos, oyendo a Eddie Palmieri y La Ponceña. Así su relación con la música se fue haciendo más estrecha y seria.

Comenzó a tomar clases y a los 17 años ya tocaba en grupos locales. “Recuerdo que al primer artista que acompañé fue Santos Colón, el bolerista de La Fania”. Pero las cosas se hicieron más serias aún y Rosado estudió educación musical y obtuvo una maestría en jazz. Marlow se mudó a Florida y durante nueve años compartió sus conocimientos en escuelas elementales, transmitiendo su pasión por la música a niños.

Paralelamente desarrolló una carrera dentro de la industria musical dirigiendo orquestas, produciendo, tocando y componiendo. Hasta que la varita de la fortuna le tocó y fue recomendado para trabajar junto a Desmond Child. “Fue gracioso, pues Desmond necesitaba alguien que se encargara de hacer los demos de su mamá, que amaba cantar. Pero él lo hacía más por mantenerla entretenida. Sin embargo, un día él escuchó las canciones que había hecho para ella y sintió que había algo en éstas¨, recuerda Marlow. “Cuando Desmond abrió su compañía, me firmó como compositor y hasta hoy, trabajamos en proyectos juntos, como el mas reciente disco de Ricky Martin “Musica Alma Sexo” donde Marlow fue el arreglista de todas las secciones de metals. “Sigo buscando nuevas formas de tocar a diario. Nuevas formas de re-inventarme y mantenerme complete mente al dia con todo lo que es musical, social, y arte. Mi motor es mi creatividad, la que tomo muy seriamente. El Tercer disco ya lo tengo listo en mi cabeza”, asegura Marlow. Y es que el Dalí de la música, recién comienza a mostrar sus lienzos.

Comparte..
LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

2 Comentarios

Click aqui para publicar un comentario