BANCO NACIONAL DE PANAMA
La Revista - Lo Nuevo

El Príncipe de Bélgica renuncia a sus derechos

LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

Amadeo de Bélgica es el hijo mayor de la Princesa Astrid, hermana del Rey, Amadeo

se encontraba en el sexto lugar, de línea de Sucesión después de sus cuatro sobrinos y de su madre. Sus opciones de reinar eran muy remotas porque siempre iban a prevalecer los descendientes directos de su tío. Sin embargo, ahora ya no tiene ninguna opción porque ha quedado excluido de la línea de Sucesión a la Corona belga.

Habría bastado un gesto durante la ceremonia de su boda, celebrada el 5 de julio del año pasado en Roma, para que Amadeo se mantuviera en ese sexto puesto. Sin embargo, el novio eludió pedir permiso al Rey, su tío Felipe, que estuvo presente en la ceremonia, y el Monarca no tuvo oportunidad de autorizar el enlace. principeamadeobelgica

Además de este gesto durante la ceremonia religiosa, cuando un Príncipe belga contrae matrimonio también es necesario que el «Moniteur Belge» (Boletín Oficial del Estado) publique un Real Decreto con la «autorización dinástica», tal y como establece el artículo 85 de la Constitución de ese país. Pero Amadeo, de 29 años, tampoco solicitó oficialmente que se expidiera ese decreto que debía autorizar su matrimonio con la periodista y aristócrata italiana Elisabetta Maria Rosboch von Wolkenstein, de 27, con la que mantenía una relación desde hacía cinco años.

Aparentemente, la Familia Real apoyaba ese noviazgo, por lo que el perfil de la novia, a la que todos llaman simplemente Lilly, no suponía ningún impedimento para la boda.

Sin embargo, ambas omisiones (la del Real Decreto y la del permiso del Rey durante la boda) pasaron inadvertidas en su día para la opinión pública, y ha sido ahora cuando la prensa belga ha reparado en la trascendencia dinástica de este incumplimiento, porque Amadeo ha quedado excluido, de forma automática, de la línea de Sucesión.

A consultas del semanario belga «Story», la Casa Real belga confirmó que el Príncipe Amadeo había perdido de forma automática sus derechos sucesorios a la Corona. Sin embargo, aunque la exclusión ha coincidido con la boda, las fuentes de Palacio indicaron que Amadeo omitió pedir permiso de forma voluntaria con el objetivo de poder vivir con mayor libertad. En cierta forma, podría parecer que el Príncipe buscó la forma más elegante para desprenderse de sus derechos sin tener que hacer una expresa renuncia. Pero, por acción o por emisión, el hecho cierto es que la renuncia de Amadeo es la primera que de forma voluntaria se produce en la Familia Real belga. La renuncia del Príncipe también afectará a sus futuros descendientes, que quedarán excluidos de la línea de Sucesión, y al tratamiento de su esposa, que no puede utilizar el título de Princesa de Bélgica.

Tras la renuncia de Amadeo, tanto él como Elisabetta podrán ser más libres y continuar ejerciendo sus respectivas profesiones(él como economista y ella como periodista) en Nueva York, ciudad en la que residen. Pero, además, esta decisión evita que la Corona se pueda ver afectada por posibles escándalos.

Comparte..
LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

Agregar Comentario

Click aqui para publicar un comentario