BANCO NACIONAL DE PANAMA
Noticias

La casa de Nelson Mandela en los que pasó sus últimos días

LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

Hace casi dos años de la muerte de Nelson Mandela. A

finales del año 2013 el mandatario sudafricano fallecía dejando tras una vida y una historia de lucha por la defensa de los derechos humanos. Desde entonces, los homenajes y las conmemoraciones de su figura se han hecho frecuentes. Películas, documentales o conferencias han recordado la importante figura que representó Mandela.casamandela1

Este año una de las casas en las que mayor parte del tiempo pasó se ha abierto al público. El que fuera su refugio en el campo, dentro de la reserva privada de Caza de Shambala al norte de Johannesburgo, se ha abierto este verano a grupos de hasta 12 personas. Los afortunados huéspedes gozarán del placer de ver que libros leía Mandela, que películas o música escuchaba o como vivía. La casa está tal y como Mandela y su esposa la dejaron.

casa-mandela3Esta villa se construyó a principios de este siglo cuando el mandatario ya contaba con ochenta años. La casa fue construida y es propiedad de un magnate de los seguros sudafricano, Douw Steyn. Amigo íntimo de Mandela, Sateyn decidió construir esta casa para regalar a Mandela y su tercera mujer, Graça, un más que ganado descanso.
El lugar es un auténtico paraíso que comprende casi 10 mil hectáreas de tierra en la provincia de Limpopo y donde campan a sus anchas la fauna autóctona.

casamandela2La casa es una auténtica hacienda de estilo local de una única planta dividida en dos áreas. Una de esas dos áreas, con cinco habitaciones era para el disfrute del mandatario. La otra parte de la casa corresponde al espacio destinado al personal de seguridad y a las visitas oficiales que todavía recibía el ex presidente sudafricano. Bill Clinton y Oprah Winfrey fueron algunas de las personalidades que disfrutaron de ese ala de la casa.

casamandela4Para el disfrute de los huéspedes, el hogar de Mandela ha mantenido su esencia. Lo primero que sorprende es la amplia colección de pinturas de artistas locales, que Nelson y Graça habían elegido personalmente y que inundan toda la terraza de la casa. Más allá de la belleza del arte, lo que más sobrecoge al visitante es el cálido recibimiento que ofrece la casa. A pesar de que el hogar de Mandela lleva deshabitado desde que murió, la casa mantiene su carácter sobrio, elegante, cómodo, acogedor y tranquilo.

A los pocos minutos de estar en la casa, los visitantes descubrirán la cuidada elección de los materiales. Todos ellos naturales, destacan la madera, la piedra, el yeso, el cuero, la seda, la lana o la paja. Sin embargo, nuevamente es el arte lo que más llama la atención. Concretamente, los retratos de mujeres Xhosa pintadas por la artista Laura Fraser. Pinturas que recogen el alma del África más negra y por lo que tanto luchó Mandela en vida.
Pronto, los huéspedes de la casa se darán cuenta que Mandela vivió en suma coherencia con lo que decía. Humildad, sencillez, historia y raza es lo que se respira en esta casa.

Comparte..
LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ