BANCO NACIONAL DE PANAMA
Artículos

El amante de Lady Di pretende vender las cartas de amor de la princesa

LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

El ex oficial del Ejército con el que Diana de Gales mantuvo una relación fuera del matrimonio, James Hewitt, pretende (otra vez) vender parte de la correspondencia que mantenían cuando ella vivía en palacio. Se trata de cartas ocho postales, 26 cartas y dos notas manuscritas por Guillermo de Cambridge, que Hewitt habría intentado vender al mejor postor.

«The Daily Mail» publica la información, que la ha denominado como un «acto de traición destinado a enfurecer al Palacio de Buckingham». El medio se puso en contacto con Hewitt, que al principio negó la información y aseguró que no tenía «nada que ver» con la venta de las cartas. Hasta que el periódico le enseñó un correo electrónico que confirmaba su completa implicación en la venta de la correspondencia con la Princesa Diana.

Las alarmas sobre la venta de las cartas saltaron cuando las principales casas de subastas estadounidenses empezaron a recibir la oferta de las misivas. La mayoría de las cuartillas contienen información inocente, donde la Princesa Diana agradece a Hewitt que sea tan buen amigo y la acompañe en los momentos de soledad. En otra de las cartas enviada desde el Palacio de Kensington y con un membrete donde se podía ver un «CD», Lady Di le daba las gracias a Hewitt por los calcetines que le había regalado por Navidad.

«Querido James, te has marchado y todo resulta tan vacío aquí para mí, ¡incluida una botella de champán!», le escribía la madre de Guillermo de Cambridge y Enrique de Inglaterra a su amante. Otra misiva fechada el 19 de diciembre de 1987 decía: «Si por alguna razón quieres ponerte en contacto conmigo para lo que sea, la centralita B.P. sabrá exactamente dónde estoy, incluso si yo no… ¡Se conoce!».

«The Daily Mail» ha comentado que, por respeto a los príncipes Guillermo y Enrique de Inglaterra, no ha querido publicar el contenido íntegro de las cartas. El diario conoce todo lo que dicen las misivas porque le ofrecieron comprarlas el año pasado. El director del periódico se puso en contacto con Buckingham y se ofreció a comprar las cartas a través de un abogado.

Lady Di ya reconoció en una entrevista poco antes de morir que había mantenido una relación con Hewitt mientras seguía casada con el príncipe Carlos de Inglaterra. Dieciocho años después de su muerte, la leyenda y la rumorología sigue señalando a Hewitt como padre del segundo hijo de Diana de Gales. Sin embargo, ella reconoció que su relación comenzó en 1986 y el príncipe Enrique nació en 1984.

Comparte..
LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ