BANCO NACIONAL DE PANAMA
Noticias

Muere en ataque aéreo el verdugo del Estado Islámico

LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

El veinteañero británico Mohamed Emwazi, conocido como «Yihadista John» y uno de los terroristas más buscados del mundo tras ser visto en varios vídeos de decapitaciones de occidentales por los terroristas de Estado Islámico (EI), ha muerto en un ataque de Estados Unidos en Siria, según informaron fuentes militares a la BBC. El Pentágono confirmó que bombardeó un vehículo en Raqqa en el que viajaba el verdugo británico de los yihadistas, nacido en Kuwait y que llegó a Londres con seis años.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos aseguró al mismo tiempo que junto a un líder «británico» de EI murieron otros tres militantes extranjeros en el ataque en la ciudad del norte de Siria, en el que al parecer se empleó un dron.

En una primera reacción, el primer ministro británico, David Cameron, señaló este viernes por la mañana que aún no había certeza de que Emwazi hubiera muerto en la operación militar de las fuerzas estadounidenses. En una declaración ante su residencia de Downing Street, Cameron dijo que este acto de «defensa propia» ha sido resultado de un «esfuerzo combinado» entre el Reino Unido y EE.UU.

Las fuerzas estadounidenses explicaron que llevaban tiempo intentando controlar los pasos del terrorista. Emwazi representaba la imagen más odiosa de Estado Islámico, por su extrema crueldad y las bravatas con las que la adornaba. Raqqa, al Norte de Siria, es la capital de facto de califato suní terrorista.

«Jihadi John» era uno de los tres carceleros de origen británico de los rehenes occidentales en manos de Estado Islámico. Apareció a ojos del mundo cuando asesinó al periodista estadounidense James Foley en agosto de 2014. En una tétrica serie, luego ofició también las horripilantes decapitaciones del estadounidense Steven Sotloff, del cooperante escocés David Haines, del taxista y cooperante británico Alan Henning, un bonachón que antes de ser capturado incluso sopesaba convertirse al Islam, y del estadounidense Rahman Kassis. También se le vio en el vídeo de la muerte del periodista japonés.

Mohammed Emwazi, licenciado en informática por la Universidad de Westminster e hijo de una familia de clase media.

Según el testimonio de rehenes liberados tras el pago de rescates, práctica a la que se niegan Estados Unidos y Reino Unido, Emwazi participó cuatro veces en la aplicación a los rehenes de la tortura por simulación de ahogamiento con agua, que hizo célebre la CIA. Los rehenes lo recuerdan como «reservado e inteligente», y parece haber ido ascendiendo en el escalafón de Estado Islámico.

Comparte..
LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ