BANCO NACIONAL DE PANAMA
Artículos

Un año de la muerte de Doña Cayetana Duquesa de Alba

LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

Siempre quiso morir en su casa, arropada por el calor de los suyos, y así fue. Hace un año Doña Cayetana Fitz-James Stuart, XVIII duquesa de Alba, fallecía en su residencia de Sevilla, la Casa de las Dueñas, a la edad de 88 años.

Al cumplirse el aniversario de su muerte la apertura del Palacio de Dueñas se anuncia como inminente después de que el duque de Alba, Carlos Fitz-James Stuart y Martínez de Irujo, lo anunciara el pasado septiembre, y que la reunión de la Comisión de Patrimonio de la Junta, que debía aprobar el proyecto expositivo, diera el visto bueno el pasado mes de octubre.

Ahora todo depende de la familia, en especial del duque de Alba que asegura que ha reservado la planta superior como residencia propia mientras que la planta baja y los jardines podrán ser visitados por el público.
De momento, se está elaborando el itinerario por la zona visitable con cartelas informativas y la división de los espacios públicos y los privados con el fin de resguardar la intimidad de la familia.

En realidad, la apertura del Palacio de Dueñas al público no es una amable deferencia de la Casa de Alba. De hecho, la visita tendría que haber sido posible hace años, ya que la declaración del inmueble como Bien de Interés Cultural (BIC) obliga legalmente a que al menos esté abierto cuatro días al mes.

La Junta de Andalucía tendría que haber obligado a la duquesa a abrir parte de su residencia, pero ella lo impidió argumentando que era su vivienda buena parte del año y eso podía enturbiar su privacidad. Al final, el entonces delegado de Cultura en Sevilla, Bernardo Bueno, llegó a una entente cordial pactando que a cambio de no imponer las visitas la duquesa cedía temporalmente parte de sus tesoros artísticos para una exposición que tuvo lugar en el Museo de Bellas Artes de Sevilla en 2009.

A la muerte de la duquesa ese pacto tácito ya no tenía sentido, por lo que el actual duque de Alba ha planteado la apertura pensando también en organizar las visitas como forma de ingreso añadido, ya que se encuentra poniendo orden y equilibrando las cuentas de la Fundación Casa de Alba.

Además del valioso mobiliario, tapices y piezas arqueológicas, el Palacio de Dueñas cuenta con obras como Los caldereros, de Bassano; La creación de Eva, de Francesco Furini; una Virgen de Neri di Bicci en la capilla;una escultura de Benlliure; La Coronación de Espinas, de Ribera; el retrato que Antonio Esquivel hizo a la bailaora Josefa Vargas, o el de Jacobo Fitz-James Stuart y Falcó, decimoséptimo duque de Alba, por Sorolla.

El Palacio de Dueñas fue en el siglo XV la primera residencia de la familia Pineda Juan de Pineda era el escribano mayor del cabildo de la ciudad- y después lo adquirió Catalina de Ribera hasta que a comienzos del siglo XVII pasa a ser propiedad de los Alba.

Doña Cayetana fallecía por un fallo multiorgánico producto de la infección de la que sufría, sumiendo a su querida Sevilla en un profundo pesar, el jueves 20 de noviembre.

Comparte..
LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

Agregar Comentario

Click aqui para publicar un comentario