BANCO NACIONAL DE PANAMA
La Revista - Lo Nuevo Noticias

Finalmente Maradona reconoce a su hijo Diego Jr.

LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

Tantas veces lo negó que pocos tenían esperanza de que rectificara. A los 54 años, después de haberle evitado, esquivar sus obligaciones como padre y jurarle a Giannina y a Dalma que ese no era su hermano mayor, Diego Armando Maradona dio marcha atrás. El ex 10 de la selección argentina le abrió los brazos a Diego «Junior» (29), como se conoce a su primogénito extramatrimonial y, cara a cara, le dijo: «Sos mi hijo».

El encuentro entre los dos Diegos se produjo en Nordelta, un barrio privado en las afueras de Buenos Aires. Maradona vive allí con su actual pareja, Rocío Oliva, la misma a la que en su día denunció por ladrona y ella a él de todo tipo de inclinaciones poco recomendables. La muchacha, de 26 años, fue la encargada de preparar el terreno para un encuentro que terminó con final feliz. A instancias del ex seleccionador de Argentina, organizó una cena y le invitó, junto a Jana, la otra hija no reconocida a la que Maradona se acercó recientemente.

Amigos de la pareja dieron detalles de todo menos del menú. «Hubo un abrazo, mucha emoción. Cuando Rocío llamó por teléfono, le dijo a Diego Junior: ‘Tu papá te quiere hablar’. Él lo saludó sólo con un ‘hola’ y Diego padre le contestó: ‘Pero, cómo, en los mensajes me decís hola viejo y ahora no me vas a decir papá’», le respondió Maradona, según relató la tertuliana televisiva Noelia Antonelli.

Las fotos del reencuentro se difundieron rápidamente. Los dos Diegos vestidos con ropa de deporte, abrazados o con el pulgar mirando al cielo; Diego padre dándole un beso en la mejilla mientras le aprieta el rostro… Todo sonrisas y caras de felicidad con Rocío Oliva en medio. «Estoy re contento porque encontré a mi hijo como encontré a Jana», dijo Maradona a los periodistas presentes. En 2003 el muchacho, por su cuenta y riesgo, fue a buscar a su padre a un campo de golf y lo abrazó. Tuvieron que pasar 13 años para que su padre le devolviera el gesto.

Ni odio ni rencores, Junior demostró ser un chico sano y de tolerancia infinita con Maradona. No sucede lo mismo con una desencantada Giannina Maradona, la hija del ex astro del balón que, en diversas ocasiones, había asegurado que su padre le dio su palabra de que Junior no era su hijo. Decepcionada, manifestó su desconcierto. «Me hubiese encantado que él me lo dijera a mí antes de que saliera en todos lado y le hubiera dicho: ‘Mirá, hija, te mentí en su momento, te pido que me disculpes’. Y todo perfecto, todo genial, pero enterarse por la tele y todo eso… no está bien». Dicho esto, añadió: «Quería pedirle perdón y disculpas a Diego Junior por haber creído una mentira de mi papá».

Desde que Rocío Oliva, 30 años menor que Diego Armando, está con él, Maradona se ha reunido con sus hijos no reconocidos, Jana y Junior. La primera fruto de su relación con Valería Sabalain y el último con Cristina Sinagra. Además, es padre de Dalma y Giannina, las hijas que tuvo con Claudia Villafañe en juicios por asuntos de dinero) y de Diego Fernando, el benjamín cuya madre es Verónica Ojeda.

Comparte..
LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

Agregar Comentario

Click aqui para publicar un comentario