BANCO NACIONAL DE PANAMA
Noticias

Fallece la actriz Zsa Zsa Gabor a los 99 años

LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

La actriz Zsa Zsa Gabor falleció ayer en su mansión de Bel Air, en Los Ángeles (EE.UU.), a los 99 años, debido a un fallo cardiaco, según confirmó su publicista, Ed Lozzi, al portal de internet CBSLA.com.

De origen húngaro, Zsa Zsa Gabor había nacido en Budapest, el 6 de febrero de 1917. En 1936, con 19 años, ganó el título de Miss Hungría, y en 1941 se mudó a Estados Unidos en busca de un futuro mejor, lejos de la guerra que azotaba Europa.

Según la prensa rosa de entonces, ella y sus dos hermanas se volcaron el cultivar su imagen de seductora en busca de un buen partido: maridos millonarios que les asegurasen una buena posición económica y social. La propia Zsa Zsa afirmaría: «Yo elijo los hombres; no dejo que ellos me elijan a mí» y «nunca odio tanto a un exmarido como para devolverle los diamantes».

Considerada una «jet set» de Hollywood, más que por su carrera de actriz, estuvo casada en nueve ocasiones. Entre sus maridos destacan el magnate hotelero Conrad Hilton, con quien tuvo a su única hija, Francesca, y el actor George Sanders. Hablando de sus sonados divorcios Zsa Zsa indicó que «debo ser una buena ama de casa, porque cuando me divorcio siempre me quedo con la vivienda».

Su último y actual marido, con el que llevaba casada tres décadas, la emparentó en 1986 con la nobleza europea. Se casó con Frédéric Prinz von Anhalt, de quien muchos afirmaban que ostentaba un título sin validez legal en su país. Sus otros matrimonio fueron con Burhan Belge, Herbert Hutner, Joshua S. Cosden Jr., Jack Ryan, Michael O’Hara y Felipe de Alba.

Entre los romances de la diva que no culminaron en boda se recuerda el que mantuvo con el «play-boy» dominicano Porfirio Rubirosa.

Además, Zsa Zsa fue famosa por su agudo ingenio, su predilección de las joyas y su peculiar acento, razones por las que mantuvo siempre una gran notoriedad, al margen de su carrera. Alcanzó especial resonancia un incidente que protagonizó en 1989 cuando abofeteó a un policía que la había detenido por una infracción de tráfico; la misma Gabor aludió a esos hechos años después en un episodio de «El príncipe de Bel Air».

Su carrera cinematográfica fue irregular, destacando «Moulin Rouge» (1952), dirigida por John Huston y protagonizada por José Ferrer. En la cinta Gabor interpretaba a la cantante Jane Avril, amiga del pintor. De ese mismo año es también «No estamos casados», junto a Ginger Rogers y una jovencísima Marilyn Monroe. Otras obras destacadas son «Lili» (1953), protagonizada por Leslie Caron, y el clásico de Orson Welles «Sed de mal» (1958), con un brillante reparto que incluía a Charlton Heston, Janet Leigh y Marlene Dietrich. Otros títulos menos conocidos de ella son «The girl in the Kremlin» (1957), rodada junto a Lex Baxter, famoso por sus películas de Tarzán; o la coproducción franco-española «Sangre y luces» (1954), actuando con Manuel Zarzo y el cantante José Guardiola; esta película se presentó al Festival de Cannes.

Ya en la década de los 60 su trabajo se centró en la televisión, principalmente en series como «Bonanza», «Vacaciones en el mar», «Batman» o «El príncipe de Bel Air». Tuvo además papeles de estrella invitada es espectáculos y programas de la pequeña pantalla, colaborando con el humorista y actor Bob Hope. Sus últimos trabajos destacables fueron una adaptación televisiva del clásico «Ninotchka» y su papel de Mata Hari en la película de humor «Up the Front».

Desde que en 2002 sufriera un accidente automovilístico, su salud quedó muy mermada. A partir de ahí su agravamiento fue progresivo. En 2011 fue operada de cadera, primero, y después a causa de una gangrena surgida tras la operación de cadera. Meses después, con 94 años, una infección de estómago por la que tuvo que ser intervenida le provocó un coma del que se recuperó satisfactoriamente. Ayer su corazón dijo basta.

Comparte..
LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

Agregar Comentario

Click aqui para publicar un comentario