BANCO NACIONAL DE PANAMA
Noticias

Fallece la actriz Debbie Reynolds madre de Carrie Fisher

LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

La actriz estadounidense Debbie Reynolds, madre de la recientemente fallecida Carrie Fisher, ha muerto este miércoles, 28 de diciembre, después de haber sido hospitalizada tras sufrir una posible apoplejía, según ha informado el portal especializado en famosos TMZ.

Una unidad móvil de emergencias se había desplazado horas antes hasta la vivienda de su hijo, el guionista Todd Fisher, ubicada en Beverly Hills en la que se encontraba Reynolds cuando comenzó a encontrarse mal. La llamada a emergencias se registró pasadas las 13.00 horas.

El propio hijo de Reynolds ha confirmado el fallecimiento de la actriz, de 84 años, que se encontraba organizando la celebración del funeral de Carrie Fisher, que falleció el martes a los 60 años tras sufrir un infarto en un avión. «Quería estar con Carrie y nosotros estamos devastados», ha declarado el guionista tras confirmar la noticia.

Tras la muerte de su hija, Reynolds se mostró conmovida en su cuenta de Facebook, donde agradeció todas las muestras de cariño recibidas. «Gracias a todos los que han sentido el talento de mi adorada e increíble hija. Estoy agradecida por vuestros pensamientos y plegarias que ahora la estarán guiando hacía su nuevo destino», agregó la actriz.

Debbie Reynolds nació en El Paso (Texas) el 1 de abril de 1932 y, tras ganar un concurso de belleza con tan solo 16 años, consiguió hacerse un hueco en el mundo del cine. Fue en la década de los 50 cuando despuntó gracias a su papel en «Cantando bajo la lluvia». Una elección muy polémica debido a su falta de talento con el baile, incluso Gene Kelly tuvo que ayudarla a practicar claqué.

También grabó discos y llegó a la pequeña pantalla donde será recordada como la madre de Grace en la serie de la NBC «Will & Grace», donde trabajó desde 1999 a 2006.

Su matrimonio con Eddie Fisher, padre de la recién fallecida Carrie Fisher, con quien se casó en 1955, marcó su vida personal. Tan solo cuatro años duró su matrimonio después de que Fisher, que era un popular cantante de la época, la abandonase para casarse con Elisabeth Taylor.

Su relación con su hija tampoco fue fácil debido a que Carrie Fisher, tal y como ella misma declaró, «no quería ser hija de Debbie Reynolds». Ambas pasaron diez años sin hablarse por elección de la propia Fisher y tardaron más de treinta en recuperar la confianza.

Comparte..
LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

Agregar Comentario

Click aqui para publicar un comentario