BANCO NACIONAL DE PANAMA
Artículos Noticias

Venezuela el segundo país más violento del mundo

LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

Venezuela es el segundo país más violento del mundo y este problema tiende a crecer a pesar de los planes del Gobierno de Nicolás Maduro para combatir la delincuencia. El Observatorio Venezolano de Violencia (OVV) registró este año 28.479 asesinatos, frente a los 27.875 homicidios de 2015, con una tasa de 91,8 muertes violentas por cada 100.00 habitantes. El director del OVV, el sociólogo Roberto Briceño León, explicó durante una rueda de prensa que Venezuela está precedido por El Salvador y seguido por Honduras, con 103 y 59 homicidios por cada 100.000 habitantes respectivamente.

Briceño se ha convertido en el portavoz autorizado de las cifras sobre violencia puesto que el régimen chavista no publica cifras oficiales desde hace doce años. Solo el pasado febrero la fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega, situó la tasa de homicidios en 58,1 por cada 100.000. habitantes.

El director de la ONG atribuye el repunte de la violencia en 2016 al aumento de las masacres y los llamados «delitos de hambre», y señaló a la profunda crisis económica que atraviesa Venezuela como una de las causas de este aumento. Este país sufre cada semana entre una y cuatro matanzas (tres o más asesinatos en un mismo hecho) y experimenta el «fenómeno nuevo» de los delitos y violencia vinculados al hambre. Los delincuentes no roban productos de lujo, sino alimentos.

Esta clasificación excluye a países en guerra o con conflictos armados, aunque Briceño precisó que Venezuela llega a superar a países que sufren bombardeos en número de homicidios. El informe del OVV sitúa a Caracas como la capital más violenta del mundo. Pero existen lugares menos poblados, como El Salvador, que registran tasas de homicidio superiores, subrayó el sociólogo.

De las 28.479 muertes violentas, 18.230 son homicidios legalmente aceptados como tales; 5.281 personas murieron al poner resistencia a la autoridad y los 4.968 restantes son los casos de asesinatos considerados bajo investigación.

Para combatir la violencia, el Gobierno ha aplicado más de 22 planes de seguridad. El último consiste en otorgar zonas a los llamados «colectivos» para que se encarguen de la seguridad de los barrios. Además de los delitos vinculados al hambre, han aumentado los linchamientos y ajusticiamientos de paramilitares.

Comparte..
LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

Agregar Comentario

Click aqui para publicar un comentario