BANCO NACIONAL DE PANAMA
La Revista - Lo Nuevo Noticias

El juez tendrá la última palabra en la discusión de Maradona y Rocío

LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

Que Diego Armando Maradona (56) no deja indiferente a nadie. Pero lo que supuestamente ocurrió este miércoles en un hotel de Madrid pasa a engrosar, si se confirman las sospechas, la decadencia del que fuera el mejor jugador del mundo. Su novia, la también argentina Rocío Oliva (26), llamó a la recepción del establecimiento a primera hora de la mañana para pedir ayuda. Le estaba pegando. Sin embargo, cuando la Policía Nacional se presentó en la habitación, ambos miembros de la pareja quitaron hierro al asunto y lo resumieron en una mera discusión verbal subida de tono. El motivo, los celos del argentino hacia ella, a la que al parecer acusaba de ver a otro hombre. El caso, sin embargo, acabará en un juzgado madrileño. «La Mano de Dios» venía a la capital invitado por el Nápoles con motivo del partido de octavos de final de la Champions que este miércoles se disputaba en el Bernabéu contra el Real Madrid.

«Mi pareja me está agrediendo», fue el escueto mensaje. El personal del hotel sabía perfectamente de quién se trataba y su director decidió avisar al 112. Enseguida, se activó el protocolo para supuestos casos de violencia de género. Hasta el hotel acudieron los médicos del Summa y un coche patrulla de la comisaría del distrito de Fuencarral-El Pardo, donde se ubica el establecimiento.

Los agentes entraron en la suite, de 60 metros cuadrados, y se entrevistaron con la pareja. «Venimos por un aviso por agresión», explicaron los policías. Pero, para su sorpresa, la supuesta víctima se desdijo: «Ha sido un mal entendido. Estaba muy nerviosa. Es verdad que hemos discutido acaloradamente, pero no me ha pegado». Esa fue la misma versión que aportó el exfutbolista a los agentes.

Los policías estuvieron un buen rato hablando con ellos e incluso ofrecieron a Rocío la oportunidad de presentar una denuncia, extremo al que se negó. Además, al no apreciar signos de violencia en la joven, los facultativos del Summa no llegaron a entrar en la suite para explorarla.

Sin embargo, como manda el protocolo, los agentes actuantes comparecieron ante la comisaría del distrito. Aunque luego ha sido la Unidad de Familia y Mujer (Ufam) de la Brigada Provincial de Policía Judicial la que tomó las riendas del caso. La clave está en las declaraciones del personal del hotel (sobre todo, del de recepción que atendió la llamada inicial de la mujer y del director), pero también en la de los protagonistas de la historia, citados ante los investigadores.

Una vez instruido el atestado, todas las diligencias (haya apreciado la Policía indicios de delito o no) serán remitidas al juzgado, que decidirá si archiva el caso, los llama a declarar o incluso solicita más pesquisas. El hecho de que no haya denuncia ni parte de lesiones allana el camino a que se dé carpetazo al asunto. Además, este jueves se ha conocido que Rocío Oliva se ha acogido a su derecho a no declarar ante la Policía, tras haber sido citada por los hechos ocurrido, según informa Efe.

El abogado del exdeportista, Matías Morla, aseguró que «fue una discusión de pareja normal» «La agresión es falsa. Hubo una discusión. Ella llamó para pedir que le dieran otra habitación. Rocío se reía y dijo que nunca había llamado a la Policía. No había droga, ni alcohol ni vidrios rotos». El propio Maradona emitió un comunicado en Facebook negando el suceso y destacando que está pasando «por un gran momento».

Maradona y Rocío pasaron toda la jornada anterior, día de San Valentín, sin salir del hotel. Incluso tomaron un baño en el jacuzzi y tomaron chocolatinas especiales para esa festividad. El «astro» argentino también aprovechó para llamar a amigos como Bernd Schuster. Otro de los conocidos que se dejó ver por el hotel fue el representante de famosos y famosos de eventos Richi Castellanos.

Tras el revuelo levantado este miércoles desde primera hora, sobre las dos de la tarde se vio salir cabizbajo a Maradona del Eurostars Suites Mirasierra, camino del restaurante Zalacaín, donde se celebró el almuerzo entre las directivas del Madrid y del Nápoles.

El episodio de este miércoles recuerda al vídeo que grabó Rocío en 2014, donde la pareja aparecía discutiendo violentamente.

Comparte..
LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

Agregar Comentario

Click aqui para publicar un comentario