BANCO NACIONAL DE PANAMA
Artículos Noticias

Brasil tiene el mayor de número de matrimonios infantiles en América Latina

LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

El 36% de las mujeres brasileñas se casa antes de los 18 años de edad. Así lo ha declarado la Organización de las Naciones Unidas (ONU) basándose en un reciente estudio realizado por el Banco Mundial (BM) en el que se determina que Brasil es el país con mayor número de casos de matrimonio infantil de América Latina.

En el informe llamado ‘Cerrando la brecha: Mejorando las leyes de protección a la mujer contra la violencia’ se establece que el país iberoamericano no solo encabeza la lista de chicas menores de edad casadas en la región, sino que a nivel mundial se sitúa en el cuatro lugar de países con mayor número de casos.

A pesar de que la legislación brasileña establece que la edad mínima para contraer matrimonio es a los 18 años, desde la ONU se observan diferentes lagunas que posibilitan el quebrantamiento de la ley y casarse con una mujer menor de edad antes de lo que se considera legal, según indica ‘Agencia Brasil’.

Por ejemplo, cualquier mujer puede casarse a los 16 años si lo permiten sus padres y “no hay límite de edad cuando la niña se queda embarazada”. Estas son algunas de las razones que se exponen en el estudio, en que su autora, Paula Tavares, indica que en Brasil no se prevén castigos para los que autorizan el matrimonio precoz, algo que sí ocurre en 24 países de Iberoamérica.

Las consecuencias de este desastre social van más allá de la violación de los derechos fundamentales de las niñas, debido a que, a nivel mundial, más del 30 por ciento de ellas abandona la educación secundaria por embarazos prematuros.

Además, los casamientos entre chicas menores de edad y adultos conlleva, en la mayoría de ocasiones, episodios de violencia doméstica, violaciones y mortalidad infantil y materna, ya que estas mujeres no tienen la capacidad física para tener un hijo tan prontamente.

Por otro lado, esta situación de vulnerabilidad hace que las chicas dependan económicamente de sus maridos y tengan menores oportunidades laborales para el resto de su vida.

Sin embargo, en muchas culturas especialmente las que tienen ingresos más bajos consideran que estos enlaces matrimoniales suponen la solución más inmediata para que las niñas puedan subsistir sin el apoyo económico de sus padres. En el caso de Brasil, los casamientos prematuros responden principalmente a las causas económicas.

Para solucionar esta lacra social, la ONU propone el establecimiento y mejora de la legislación brasileña y de los países iberoamericanos en general
debido a la inexistencia de sanciones o condenas por matrimonios no autorizados y los vacíos legales a los que responden dichos casos.

Comparte..
LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ