BANCO NACIONAL DE PANAMA
Deportes Noticias

Aún está en incertidumbre el fichaje de Neymar

LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

Parecía que el culebrón había tocado a su fin. Al mensaje del «presidente» Gerard Piqué en las redes sociales dando a entender que Neymar se quedaba definitivamente en el Barcelona se le dio la validez de un comunicado oficial y la masa social azulgrana respiró tranquila. Sólo faltaba la confirmación por parte de futbolista o del club azulgrana pero la tardanza en producirse (de hecho aún no ha llegado) no ha hecho más que confirmar que las posibilidades de que el brasileño siga vistiendo la camiseta culé esta temporada son muy complicadas. Neymar sigue igual de cerca del PSG que antes de que Piqué colgara la foto y el famoso «se queda» en Instagram.

El silencio del futbolista confirma que el gesto fue una iniciativa particular del defensa catalán que, al igual que Messi y Luis Suárez, ha tratado de convencer al paulista para que no abandone la nave en diferentes charlas desde que llegaron a Estados Unidos.

«Habrá que preguntar a Piqué por ese mensaje. No sé lo que habrá hablado con Neymar. Yo no he hablado con él de este tema. No te puedo decir nada porque no sé si lo han hablado. No creo que sea una broma, espero que no», explicaba tras el entrenamiento de ayer Jordi Alba, confirmando que el brasileño no les había desvelado en ningún momento un cambio de intenciones.

Es más, según fuentes cercanas al futbolista, el mensaje de Piqué ha molestado al entorno de Neymar porque entienden que solo genera más presión sobre el brasileño, que trata de mantenerse ajeno a las negociaciones que mantiene su padre con el Barcelona y con el PSG. Desde Brasil se asegura que el apremio del club francés prosigue y que los contratos están prácticamente redactados, con unas cifras tan descomunales que el Barcelona no podría alcanzarlas por mucho que se lo propusiera.

Hay que recordar que el jeque Nasser Al-Khelaifi está dispuesto a hacerse cargo de la cláusula de rescisión del paulista, que asciende a 222 millones de euros, además de aumentarle la cifra de su contrato hasta casi doblar su ficha. A estas cantidades habría que añadir una prima de 50 millones de euros para Neymar Sénior por intermediar en la desvinculación entre el futbolista y el Barcelona. Además, intervienen otros factores como la colonia de jugadores brasileños que le han seducido (Dani Alves, Thiago Silva, Marquinhos, Motta y Lucas Moura) o el acicate de liderar un proyecto deportivo que le puede permitir brillar con luz propia y aspirar al Balón de Oro.

Estos argumentos son los que ha utilizado «O pai do craque» en los encuentros que ha mantenido con los interlocutores del Barcelona. Primero fue con Robert Fernández, secretario técnico, y con Albert Soler, director de deportes profesionales, el sábado tras el partido ante el Manchester United. El domingo se unieron a las conversaciones los directivos Jordi Mestre y Javier Bordas.

El Barcelona confía en la figura del ejecutivo Raúl Sanllehí, director de fútbol, para que decante la balanza del lado azulgrana. Sanllehí goza de la confianza de Neymar. Fue la persona que negoció su traspaso al Barcelona y también el que desbloqueó la renovación del futbolista el año pasado cuando también parecía que acabaría fichando por el PSG.

Mientras tanto, los abogados de Neymar, Gustavo Xisto y Altamiro Bezerra, continúan en Barcelona con los papeles preparados. El desenlace no parece que se pueda producir antes de que el club azulgrana regrese de su gira americana, el próximo lunes. Bartomeu viaja mañana a Estados Unidos con la intención de convencer definitivamente al jugador.

Comparte..
LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

Agregra Comentario

Click aqui para publicar un comentario