Connect with us

Espectaculos

Esposa de Michael Schumacher compra casa en España

Published

on

La esposa del piloto de Fórmula 1, Corina Schumacher, desea disponer de un espacio privado en el que pasar vacaciones veraniegas con sus hijos y amigos en Mallorca, por lo que ha adquirido la lujosa villa que perteneció al presidente del Real Madrid, Florentino Pérez. Esos son al menos los motivos que expone el diario alemán «Bild», que se ha hecho eco de la noticia.

Su intención no es trasladar su residencia a España, pero sí quiere poder disfrutar de periodos prolongados de tiempo, en coincidencia con los meses de verano, para lo que considera necesario un inmueble propio que garantice la intimidad de la familia. «Bild» informa sobre la posibilidad de que Schumacher, todavía convaleciente del grave accidente de esquí que sufrió en diciembre de 2013 y cuyo estado de salud mantiene Corina en el más absoluto de los secretos, se trasladaría con el resto de la familia a Mallorca durante esos periodos de tiempo.

La citada villa en Mallorca está construida sobre un solar de 15.000 metros cuadrados, 3.000 de ellos construidos. Cuenta con una casa principal y otras dos adyacentes para personal. Tiene vistas al mar y está rodeada de vistas y jardines, además de contar con dos piscinas y la más alta tecnología en seguridad. Especialmente interesante para la familia Schumacher es la pista de aterrizaje para helicópteros dentro de la propia finca, que facilitaría el traslado de un paciente como Schumacher.

Aun así resultaría sumamente complicado reproducir las condiciones creadas en su residencia fija, el chalet de Gland, en Suiza, que desde el accidente fue habilitado con todos los equipos médicos necesarios para atender en casa al ex piloto y evitar así los necesarios traslados a la clínica donde estaba siendo tratado. Hasta donde ha traslucido la situación médica de Michael Schumacher, su supervivencia depende de contar con ese equipamiento médico. Los vecinos del inmueble en Mallorca han podido observar movimientos que sugieren que Corina ha emprendido obras de reforma.

La casa fue adquirida por Florentino Pérez en 2005 por 25 millones de euros, pero después de la muerte de su esposa María el presidente del Real Madrid había ido dejando de frecuentarla y, finalmente, la puso a la venta en 2017. El precio de la operación, siempre según la información de «Bild», ha sido esta vez de 30 millones de euros, una cifra que llama la atención puesto que la situación financiera de Corina se vio gravemente deteriorada desde el accidente, con la inactividad del piloto y la rescisión de varios importantes contratos de imagen de firmas prestigiosas. Su hijo Mick, que sigue los pasos de su padre como piloto, compite actualmente en Fórmula 3 y aunque es un importante apoyo para Corina no cuenta todavía con ingresos suficientes como para justificar semejantes ingresos a sus 19 años. Gina Maria, su hermana y dos años mayor, se dedica a la equitación e igualmente sigue viviendo con sus padres.

En el momento del accidente, la fortuna personal de Schumacher rondaba los 600 millones de euros e incluía inmuebles en Texas, Monaco, Dubai, Noruega y Meribel, en Suiza, además de la casa familiar cerca de Ginebra. Finales de los 90 Schumacher se interesó personalmente por una propiedad en Mallorca e incluso llegó a depositar una fianza que perdió, ya que finalmente no cerró la compra y la casa fue adquirida finalmente por la modelo también alemana Claudia Schiffer.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Espectaculos

Conozco los secretos de la vida de Luis Miguel: Aracely Arámbula

Published

on

La actriz Aracely Arámbula fue cuestionada sobre si conocía el destino de la madre de Luis Miguel, Marcela Basteri, y de inmediato respondió que no daría detalles al respecto.

“Amo y respeto esa historia, amo y respeto a la madre, la abuela de mis hijos. La verdad es que no voy a hablar nada de eso porque es algo muy privado, muy personal, es algo que duele, por supuesto, y es algo muy especial para mi familia, para mis hijos y mis hijos están ligados a eso”.

La actriz defendió la idea de Luis Miguel de abrir su corazón a todos sus fans a través de su bioserie, y dijo que ella conoce bien todos los secretos de la vida del cantante.

“Lo único que puedo decir  es que todo el mundo tiene derecho a contar su historia y la verdad es que yo respeto, conozco muy bien esa historia, personalmente, de una manera familiar y cercana… hay algunos memes que me dan risa, otro que no porque la gente se burla y no me da gracia…”, indicó.

Sobre la posibilidad de aparecer en la segunda parte de la serie de Luis Miguel, Aracely opinó: “Yo muchas veces lo dije que no iba a salir en esta serie, y no sé si vaya a haber una parte dos pero de verdad que no creo que vayamos a salir”, apuntó.

Continue Reading

Espectaculos

Fallece la diva del soul Aretha Franklin

Published

on

Aretha Franklin, la gran diva del soul, una de las mejores voces de la música moderna, ha muerto a los 76 años, según ha confirmado Reuters. La cantante llevaba varios años con graves problemas de salud y sufriendo un cáncer de páncreas, y el año pasado ya tuvo que abandonar la música por recomendación médica. Franklin se encontraba ya muy grave, en Detroit, rodeada de su familia y amigos cercanos. Con su muerte se apaga una voz eterna e incomparable, todo un símbolo estadounidense. Lo hace, además, el mismo día que nos dejó, hace 41 años, Elvis Presley. El rey del rock y la reina del soul se marcharon un 16 de agosto…

Nacida en 1942 en Memphis, era hija del predicador Clarence LeVaughn Franklin y la cantante de gospel Barbara Franklin. Llevaba en la música desde los años 50, donde comenzó una carrera artística muy influenciada por el ambiente gospel y algunas de las mejores voces del jazz como Dinah Washington y Ella Fitzgerald. Con tan solo 14 años hizo su primera grabación.

Su padre era conocido como «la voz del millón de dólares» por sus sermones y contaba con Martin Luther King entre sus amigos más cercanos. Después de su asesinato en 1968, Aretha se convirtió en una referente en la lucha por los derechos civiles.

Tras rechazar las ofertas de Motown y de RCA Label, Aretha Franklin firmó con Columbia Records y se mudó a Nueva York. Allí grabó su primer sencillo, «Today I Sing the Blues». Sin embargo, fue con Atlantic Records donde halló su verdadera identidad y empezó a saborear las mieles del éxito. En 1967 versionó «Respect», de Otis Redding, y aquel inolvidable tema la llevó al número uno de ventas en EE.UU. Entonces, la «Rolling Stone» ya hablaba de cómo Franklin había hecho una «maravilla soul».

Con el engrasado acompañamiento del grupo The Muscle Shoals Sound Rhythm Section en el estudio, Franklin llevó la intensidad y la pasión del góspel a temas y espacios profanos como las reivindicaciones feministas o raciales. Así consiguió llevar esa música de la iglesia a la calle. Fue clave en la génesis del soul y en los años sesenta ella ya estaba al mismo nivel de otros genios del género como Sam Cooke, Otis Redding o James Brown.

Así firmó clásicos como «(You Make Me Feel Like) A Natural Woman», «I Say a Little Prayer», «Chain of Fools», «Think», «I Never Loved a Man the Way I Love You» o «Day Dreaming» a lo largo de una carrera en la que no hubo estilo que se le resistiera, puesto que también abordó el jazz, el rock o el blues.

En 1979 recibió su estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood y en 1987 se convirtió en la primera mujer que ingresó en el Salón de la Fama del Rock and Roll. Además, cantó en la ceremonia de investidura de los expresidentes de EE.UU. Barack Obama (2009-2017) y Bill Clinton (1993-2001).

Su expresividad, poderío y personalidad frente al micrófono causarían impacto en artistas como Beyoncé, Whitney Houston o Mariah Carey.

La última actuación de Aretha Franklin fue en noviembre de 2017 para un concierto en Nueva York de la Fundación Elton John para la lucha contra el sida.

Continue Reading

Espectaculos

Madonna la diva del pop celebra sus 60 años

Published

on

En «The Rough Guide», antología musical de referencia que ya casi nadie consulta porque lo on-line se lo ha comido casi todo, la biografía de Madonna llega precedida por una cita cuanto menos profética. «No seré feliz hasta que no sea tan famosa como Dios», asegura, categórica, Madonna Louise Veronica Ciccone (Bay City, Michigan, 1958). Una frase similar a la que les costó unos cuantos disgustos a los Beatles en Estados Unidos y que, sin embargo, cobra pleno sentido justo hoy, cuando la reina madre de las divas del pop cumple 60 años.

Porque, casualidad o no, la cantante italoamericana ha querido celebrar tan señalado aniversario colándose en el videoclip de «God Is A Woman», de su pupila Ariana Grande, para encarnar, ahí es nada, a una mezcla del mismísimo Todopoderoso y del Samuel L. Jackson de «Pulp Fiction». «Y os aseguro que vendré a castigar con gran venganza y furiosa cólera a aquellos que pretendan envenenar y destruir a mis hermanas», brama la Ciccone en una nueva muestra de esa calculada irreverencia que le ha permitido alcanzar tan provecta edad convertida en icono universal del pop.

Esa joven que aterrizó en Nueva York con 35 dólares en el bolsillo se ha mantenido durante casi cuatro décadas en la cima del pop. Mucho menos cómo ha llegado a los sesenta años convertida en una de las artistas más exitosas de todos los tiempos, con unas cifras mareantes 300 millones de discos vendidos y subiendo sólo superadas por The Beatles, Elvis Presley y Michael Jackson.

«Soy dura, soy ambiciosa y sé exactamente lo que quiero. Si eso me convierte en una zorra, pues vale», declaraba Madonna a principios de los noventa, época dorada en la que ya se había erigido en superestrella global, había revolucionado el concepto de espectáculo en directo con el «Blonde Ambition World Tour», montaje del que beben casi todos los grandes montajes de pop contemporáneo, y se preparaba para un nuevo golpe de efecto con ese tándem erótico festivo que formaron el libro «Sex» y el álbum «Erotica».

Lejos, muy lejos, quedaban esos primeros años de penurias en la Gran Manzana en los que alternaba los cameos como batería de The Breakfast Club con insinuantes posados para «Playboy» y «Penthouse»: en apenas un par de años, el cosquilleo de «Holiday», primer sencillo con el que conquistó las listas de ventas en 1983, se transformó en un éxito aplastante con la llegada, en 1984, de «Like A Virgin», álbum que despachó 25 millones de copias y se codeó en lo más alto de las listas con «Born In The U.S.A», de Bruce Springsteen, y «Purple Rain», de Prince.

Con apenas 26 años, Madonna no sólo acarició el cielo del pop, sino que además patentó un modus operandi que, aún hoy, sigue guiando todos sus pasos. A saber: inteligencia a la hora de detectar tendencias sonoras, capacidad para poner en práctica todo ese transformismo artístico que aprendió de primera mano tras ver a David Bowie en directo a mediados de los setenta y, sobre todo, habilidad para vampirizar el talento ajeno y ponerlo a su servicio. Así, después de sumar fuerzas con Nile Rodgers (Chic) en «Like A Virgin», Madonna ha ligado cada una de sus mutaciones sonoras y visuales a músicos y productores tan variados como Prince, Justin Timberlake, Babyface, William Orbit, Mirwais o Stuart Price.

Y todo mientras se mantiene inamovible como espejo en el que aspiran a reflejarse todas las nuevas divas del pop. ¿Exagerado? Para nada. De Katy Perry a Ariana Grande pasando por Lady Gaga, Rihanna, Miley Cyrus o Taylor Swift, todas han heredado su sentido del espectáculo y tantean esa reinvención constante que la Ciccone ha convertido en marca de fábrica. Será que, con Michael Jackson y Prince, nacidos también en 1958, caídos en acto de servicio, ella es el único ejemplo de superestrella de los ochenta que aún puede marcar el ritmo. O, simplemente, que su condición de icono pop con vistas a la liberación sexual y al empoderamiento femenino no se marchita ni con la jubilación a la vuelta de la esquina.

Continue Reading

Trending

Copyright © 2017 Zox News Theme. Theme by MVP Themes, powered by WordPress.