Connect with us

Actualidad

Fallece el cocinero que sujeto la cabeza de Robert Kennedy tras el disparo

Published

on

Cinco años después del magnicidio en Dallas de John Fitzgerald Kennedy, su hermano Robert era abatido de un disparo en Los Ángeles. El asesinato tuvo lugar en uno de los pasillos del Hotel Ambassador, el 5 de junio de 1968, mientras el senador se dirigía a las cocinas tras haber pronunciado un discurso. Allí se cruzó con Juan Romero, un cocinero mexicano de 18 años frente al que se detuvo para estrecharle la mano, cuando salió de entre la multitud un joven palestino disparando un revólver del calibre 22.

El hermano de JFK falleció a primera hora de la mañana siguiente. Sirhan Sirhan, el autor del asesinato, fue condenado a cadena perpetua y recluido en una prisión californiana, donde continúa hasta hoy. Mientras que Romero pasó a la historia por ser la persona que sostuvo al senador después de ser disparado a quemarropa, según declaró Sirhan más tarde, haber apoyado públicamente al Estado de Israel.

Desde entonces, y hasta su fallecimiento este lunes en Modesto (California, Estados Unidos) a los 68 años, por un ataque al corazón, Romero no dejó de cuestionarse si pudo haber evitado la muerte de Kennedy. Una imagen que nunca pudo quitarse de la cabeza, puesto que desde aquel momento su rostro dio la vuelta al mundo al ser fotografiado sosteniendo la cabeza a Kennedy, que yacía en el suelo agonizante. Así lo confesó recientemente este antiguo ayudante de cocina en una entrevista a la radio pública estadounidense NPR con motivo de los 50 años del suceso.

El mexicano recordó cómo se arrodilló y pudo ver que los labios del senador se movían, así que acercó su oreja y le oyó preguntar: «¿Están todos bien?». Romero le contestó que todo el mundo estaba bien y procedió a poner su mano entre el cemento y la cabeza del político demócrata para que estuviera cómodo, según cuenta EFE. Pero no hubo nada que hacer. Un nuevo magnicidio dos meses después del asesinato también de una de las principales figuras en la lucha contra el segregacionismo y la justicia social, Martin Luther King volvía a conmocionar a Estados Unidos y a enterrar las esperanzas del progresismo yanqui en los años 60.

Y aunque «Bobby» no gozaba del carisma que acumuló su hermano, era considerado el verdadero depositario de su legado. Quizá era producto de la nostalgia por el gran líder perdido cinco años atrás, pero con él de alguna manera volvió a resurgir la ilusión entre los estadounidenses de que un mundo mejor era posible. Y parecía estar en cabeza para vencer en las primarias a Hubert Humphrey y luchar con Nixon por la presidencia, con su rechazo a la guerra de Vietnam y su fuerte compromiso con los más desfavorecidos y la minoría negra como banderas.

«¿Qué oscuras fuerzas de la raza y el dinero asesinaron a los dos hermanos Kennedy y dejaron al uno muerto sobre las manos pálidas de una mujer grácil y al otro con la cabeza quebrada entre rosas rojas y llantos de espuma? Robert Kennedy sabía muy bien dónde estaba hablando. Pero él amaba esa frase de Thomas Jefferson: “He jurado sobre el altar de Dios eterna hostilidad contra toda forma de tiranía impuesta a la suerte del hombre”», podía leerse en el editorial de ABC, titulado «Ahí tienes la antorcha, Ted», tras conocerse su muerte.

Sirhan Sirhan, que cuenta actualmente con 73 años y se encuentra interno en el Centro Correccional Richard J. Donovan, cerca de la ciudad de San Diego, solicitó la libertad condicional por decimoquinta vez en 2016, pero fue rechazada.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Actualidad

Inicia conteo de militares venezolanos exiliados para sacar a Maduro

Published

on

Este miércoles comenzó a funcionar un censo para agrupar a los militares venezolanos que actualmente viven fuera de Venezuela, «entre 4.000 y 5.000», según explica el teniente José Antonio Colina, presidente de la Organización de Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (Veppex), creada hace una década, y que tiene su sede actualmente en la ciudad de Miami.

«Es una plataforma realizada con todas las medidas de seguridad para no ser hackeada. La data se maneja de manera encriptada», asegura al otro lado del teléfono. La intención de este censo es saber exactamente, de acuerdo a los datos que arrojen, «cuántos militares venezolanos están en el exilio, en qué países se encuentran, cuáles son los grados o qué jerarquía tenían antes de irse del país, establecer métodos de comunicación (correo electrónico, teléfono) entre ellos para ponerlos en contacto. Y, sobre todo, saber cuántos son», indica Colina, que estima que hay entre 4.000 y 5.000 militares fuera de Venezuela.

La intención es «agruparlos para organizarlos», pues para el teniente venezolano de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), ya retirado, pueden tener un papel importante «en un futuro inmediato respecto a la salida a la crisis que está viviendo Venezuela. Desde mi punto de vista indica, la situación que atraviesa el país va a tener una solución de fuerza, porque es la única manera de hacerlo, y las Fuerzas Armadas (FF.AA.) son fundamentales para ello». Un papel que en su opinión no pueden asumir muchos de los militares que actualmente están a las órdenes del régimen chavista. «Los que están dentro del país se han comportado como mercenarios y corruptos, no se puede contar con ellos para lo que va a ser la transición. Por eso, creo que el caldo de cultivo para reestructurar las FF.AA. está en los militares que se fueron al exilio, bien porque desertaron por no querer seguir participando en todas las atrocidades que se han cometido en los últimos años, bien porque han sido expulsados por motivaciones políticas», añade.

Si la solución para Venezuela viene por la vía de la fuerza, Colina tiene claro que es necesario «tener una estructura militar para controlar el país. Creo que el caldo de cultivo hay que tenerlo organizado desde fuera, y de ahí el censo».

Y vuelve a subrayar la ausencia de datos que confirmen el número total de militares que actualmente viven en el exterior y que estarían dispuestos a contribuir a la salida de Maduro del país y al restablecimiento democrático en Venezuela. «Creo que eso es necesario para lo que el país pudiera necesitar a corto, a medio y a largo plazo».

Una vez organizadas en el exterior, la función de estas Fuerzas Armadas Venezolanas en el exilio podría responder a tres escenarios diferentes: «Puede pasar que un pequeño grupo de militares de los que están ahora en Venezuela saque a Nicolás Maduro del poder e impulse un gobierno de transición. Pero los militares que hay no son suficientes para controlar el país, por lo que se va a requerir el apoyo de más militares, que son los que están fuera». En el caso de que esto no ocurra, se plantearía una segunda posibilidad, que Colina no cree que suceda a corto plazo: «Que una coalición internacional ingrese en Venezuela». Si eso llegara a pasar, «esa coalición no se va a quedar toda la vida en el país, hace falta tener allí un grupo armado que controle la situación de gobernabilidad, esos serían los militares que estamos censando, que tienen la intención de regresar y están en edad para hacerlo», puntualiza.

En caso de que no suceda ninguna de las dos anteriores, «que no se produzca un quiebre y no se produzca la intervención de una coalición extranjera», se baraja un tercer escenario: «Que los militares organizados en el exterior determinen, en un momento u otro, ingresar en territorio venezolano. Pero subraya Colina esa es la tercer opción. No es la más importante. Lo que realmente se quiere es tener organizados a los militares que se encuentran en los diferentes países para cumplir cualquiera de las tres tareas». El peor escenario de todos es, en su opinión, que «no tengamos ningún tipo de organización que pueda actuar de manera inmediata».

Veppex fue fundada por Colina hace diez años, cuando llegó a EE.UU. huyendo del régimen chavista. La intención original era reagrupar a los venezolanos que se habían exiliado por ser víctimas de la persecución política. «Tenemos direcciones en diez países», indica. La iniciativa del censo, que procede de Colina, militar retirado que si no hubiera marchado de Venezuela «sería coronel y el año que viene me correspondería ascender a general», es el que está detrás de la idea.

Continue Reading

Actualidad

Primer cuatrimestre del 2019 el más violento en la historia de México

Published

on

El secretariado ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) de México anunció que en los primeros cuatro meses del año se produjeron 11.221 homicidios dolosos en el país azteca, convirtiéndose en el cuatrimestre más violento de su historia.

De acuerdo al informe de la SNSP, se registró un incremento de 709 ejecuciones más que el mismo lapso de 2018, y de ese total con armas de fuego fueron perpetrados 7.985 asesinatos, contra 7.443 del año pasado.

Las pesquisas de esos homicidios también aumentaron en el primer cuatrimestre, con 9.549 “carpetas de investigación” abiertas por homicidio doloso, 6.716 de ellas por arma de fuego.

Además, en ese cuatrimestre hubo 294 feminicidios, de los cuales 57 fueron por arma de fuego y otros 57 con arma blanca; además en ese lapso fueron secuestradas 463 personas.

Las estadísticas se basan en los reportes de las fiscalías y procuradurías de justicia de los 32 estados de la federación mexicana y de la Procuraduría General de la República.

Para luchar contra la criminalidad en México, el nuevo Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, creó la llamada Guardia Nacional compuesta por policías militares, navales y federales.

Las Fuerzas Armadas desplegarán 51 coordinaciones regionales por todo el país que esperan poder entrar en funcionamiento a comienzos de este verano.

La Guardia Nacional fue creada con el objetivo de salvaguardar la integridad de las personas, pero también garantizar, mantener y restablecer el orden y la paz social y contribuir a la prevención de delitos.

Continue Reading

Actualidad

Tercer cargamento de ayuda humanitaria llega a Venezuela

Published

on

Este viernes ha llegado al aeropuerto internacional de Maiquetía, en el estado venezolano de Vargas, el tercer cargamento de asistencia humanitaria procedente de China, según ha confirmado el ministro de Salud, Carlos Alvarado.

“Este cargamento consta de 64 toneladas, donde su gran mayoría es material médico quirúrgico, aquí vienen yelcos (catéteres intravenosos), gasas, compresas, adhesivo, batas para pacientes, monos quirúrgicos, un conjunto de implementos fundamentales y necesarias para el sistema público de salud”, ha detallado Alvarado en una entrevista en la televisión estatal venezolana.

Desde el Ejecutivo presidido por Nicolás Maduro han justificado esta ayuda como parte del convenio vigente con China para abastecer el sistema público nacional de salud y para “aliviar un poco los efectos del bloqueo criminal que tienen el Gobierno norteamericano y sus aliados en el mundo contra Venezuela”.

El país caribeño ya ha recibido 356 toneladas de alimentos y medicinas procedentes de la Organización de las Naciones Unidas(ONU), Rusia, China y la Federación Internacional de la Cruz Roja, desde que comenzó la crisis política y humanitaria.

Asimismo, el pasado 11 de abril el Gobierno venezolano firmó un acuerdo con el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) para permitir el ingreso de ayuda en el país con la condición de que no fuese politizada y cumpliese los protocolos de seguridad extrema, argumentando que Venezuela no sufre una crisis humanitaria, sino que las dificultades sociales han sido provocadas por el bloqueo de Estados Unidos.

Continue Reading

Trending

Copyright © 2017 Zox News Theme. Theme by MVP Themes, powered by WordPress.