Connect with us

Actualidad

Fallece el cocinero que sujeto la cabeza de Robert Kennedy tras el disparo

Published

on

Cinco años después del magnicidio en Dallas de John Fitzgerald Kennedy, su hermano Robert era abatido de un disparo en Los Ángeles. El asesinato tuvo lugar en uno de los pasillos del Hotel Ambassador, el 5 de junio de 1968, mientras el senador se dirigía a las cocinas tras haber pronunciado un discurso. Allí se cruzó con Juan Romero, un cocinero mexicano de 18 años frente al que se detuvo para estrecharle la mano, cuando salió de entre la multitud un joven palestino disparando un revólver del calibre 22.

El hermano de JFK falleció a primera hora de la mañana siguiente. Sirhan Sirhan, el autor del asesinato, fue condenado a cadena perpetua y recluido en una prisión californiana, donde continúa hasta hoy. Mientras que Romero pasó a la historia por ser la persona que sostuvo al senador después de ser disparado a quemarropa, según declaró Sirhan más tarde, haber apoyado públicamente al Estado de Israel.

Desde entonces, y hasta su fallecimiento este lunes en Modesto (California, Estados Unidos) a los 68 años, por un ataque al corazón, Romero no dejó de cuestionarse si pudo haber evitado la muerte de Kennedy. Una imagen que nunca pudo quitarse de la cabeza, puesto que desde aquel momento su rostro dio la vuelta al mundo al ser fotografiado sosteniendo la cabeza a Kennedy, que yacía en el suelo agonizante. Así lo confesó recientemente este antiguo ayudante de cocina en una entrevista a la radio pública estadounidense NPR con motivo de los 50 años del suceso.

El mexicano recordó cómo se arrodilló y pudo ver que los labios del senador se movían, así que acercó su oreja y le oyó preguntar: «¿Están todos bien?». Romero le contestó que todo el mundo estaba bien y procedió a poner su mano entre el cemento y la cabeza del político demócrata para que estuviera cómodo, según cuenta EFE. Pero no hubo nada que hacer. Un nuevo magnicidio dos meses después del asesinato también de una de las principales figuras en la lucha contra el segregacionismo y la justicia social, Martin Luther King volvía a conmocionar a Estados Unidos y a enterrar las esperanzas del progresismo yanqui en los años 60.

Y aunque «Bobby» no gozaba del carisma que acumuló su hermano, era considerado el verdadero depositario de su legado. Quizá era producto de la nostalgia por el gran líder perdido cinco años atrás, pero con él de alguna manera volvió a resurgir la ilusión entre los estadounidenses de que un mundo mejor era posible. Y parecía estar en cabeza para vencer en las primarias a Hubert Humphrey y luchar con Nixon por la presidencia, con su rechazo a la guerra de Vietnam y su fuerte compromiso con los más desfavorecidos y la minoría negra como banderas.

«¿Qué oscuras fuerzas de la raza y el dinero asesinaron a los dos hermanos Kennedy y dejaron al uno muerto sobre las manos pálidas de una mujer grácil y al otro con la cabeza quebrada entre rosas rojas y llantos de espuma? Robert Kennedy sabía muy bien dónde estaba hablando. Pero él amaba esa frase de Thomas Jefferson: “He jurado sobre el altar de Dios eterna hostilidad contra toda forma de tiranía impuesta a la suerte del hombre”», podía leerse en el editorial de ABC, titulado «Ahí tienes la antorcha, Ted», tras conocerse su muerte.

Sirhan Sirhan, que cuenta actualmente con 73 años y se encuentra interno en el Centro Correccional Richard J. Donovan, cerca de la ciudad de San Diego, solicitó la libertad condicional por decimoquinta vez en 2016, pero fue rechazada.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Actualidad

Fallece a los 97 años sobreviviente de Pearl Harbor

Published

on

Uno de los tripulantes del buque USS Arizona que sobrevivió al ataque a Pearl Harbor ha muerto. Tenía 97 años.

Donald Stratton murió mientras dormía el sábado en su residencia de Colorado Springs, acompañado de su familia.

El veterano había tenido problemas de salud desde que contrajo neumonía en octubre pasado.

“Fue un héroe muy humilde y reservado”, dijo su hijo Randy Stratton. “No quería ni buscaba la atención que recibió”.

Stratton fue uno de los sobrevivientes al ataque aéreo japonés a la base de la Armada estadounidense en Pearl Harbor, en Oahu, Hawai, el 7 de diciembre de 1941. Más de 1.100 tripulantes fallecieron en el navío.

Casi 2.500 estadounidenses murieron en esa ofensiva japonesa, tras la cual Estados Unidos ingresó a la Segunda Guerra Mundial.

“Uno de los últimos deseos de Donald era que la gente recordara a Pearl Harbor y a los hombres a bordo del USS Arizona. Compartir sus historias y nunca olvidar a los que dieron todo por nuestro gran país”, se publicó en la página de Facebook de Stratton.

Tras su muerte, Lou Conter y Ken Potts son los últimos miembros aún con vida de la tripulación del Arizona.

Stratton asistió a muchas de las ceremonias conmemorativas anuales de Pearl Harbor y escribió el exitoso libro “All the Gallant Men”.

Continue Reading

Actualidad

15 niños mueren en incendio en orfanato de Haití

Published

on

Un incendio desatado en la noche del jueves en un orfanato a las afueras de Puerto Príncipe causó la muerte de al menos 15 niños, en una tragedia que destapó las irregularidades que envuelven al sistema de adopción en el país más pobre de América.

Dos de los niños fueron encontrados carbonizados y los otros 13 murieron intoxicados por el humo, después de ser ingresados en un hospital de la capital haitiana, según el balance más reciente de las autoridades.

La causa del incendio, al parecer, fue una vela encendida dejada sobre una tabla en un pasillo de una de las dos casas que componen el orfanato, regentado por la Iglesia de la Comprensión de la Biblia, una congregación cristiana con sede en Pennsylvania (Estados Unidos).

Los cuerpos carbonizados de dos niños permanecían hoy a la vista de los periodistas en uno de los dormitorios del orfanato, situado en la zona Fermathe, en las colinas que dominan el sector de Pétion-Ville, en el sur de la capital haitiana.

El fuego se propagó por la planta baja de una de las dos casas que forman parte del orfanato destruyendo totalmente un dormitorio y otras dependencias del centro. El humo inundó las habitaciones del piso superior, donde quedaron atrapados el resto de las víctimas, mientras estaban en sus literas.

«Desafortunadamente, el hospital Fermathe, donde fueron admitidas las víctimas, no pudo hacer mucho. Incluso antes de llegar allí ya estaban en un estado grave, su respiración era muy débil», explicó la jueza del Tribunal de Paz del sector de Kenscoff, Raymonde Jean Antoine, en declaraciones a periodistas en el lugar de los hechos.

El orfanato tenía capacidad para 66 niños y está regentado, desde hace 40 años, por la Iglesia de la Comprensión de la Biblia. El centro no tenía licencia de operación, según afirmó la directora del Instituto de Bienestar Social, Arielle J. Villedrouin, en declaraciones a la radio Magik 9.

Según datos del Instituto de Bienestar Social, esta situación es común, puesto que solo 35 orfanatos poseen licencia de funcionamiento, de los 754 que existen en Haití. En el orfanato no había extintores a la vista, tenía condiciones insalubres y en cada habitación había varias literas con poco espacio entre ellas.

El Estado caribeño da facilidades a los extranjeros para la adopción, por lo que en los últimos años se ha convertido en un país que atrae a parejas que buscan hijos. El pasado noviembre, una pareja de ciudadanos franceses que viajó al país para adoptar a un niño fue asesinada por unos ladrones que les siguieron después de llegar al aeropuerto.

La mayoría de los orfanatos de Haití son hogar también para niños que tienen padres, pero son abandonados porque sus progenitores no consiguen mantenerlos.

Haití, el país más pobre de América, atraviesa una grave crisis política, económica y social desde el año pasado, lo que provocó protestas generalizadas entre los pasados septiembre y noviembre.

Continue Reading

Actualidad

Presidente de México reabre investigación de los 43 estudiantes de Ayotzinapa

Published

on

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México ha ordenado a las autoridades del país que reinicien la investigación sobre qué ocurrió la noche del 26 de septiembre de 2014, cuando desaparecieron los 43 estudiantes del municipio de Ayotzinapa en las proximidades de Iguala, ciudad del estado de Guerrero.

El martes durante «La Mañanera», la rueda de prensa matutina que celebra cada día, López Obrador desveló que el jueves pasado envió una carta a Arturo Zaldívar, presidente de la Suprema Corte, y otra a Alejandro Gertz Manero, el fiscal general de la República, para que se reúnan una vez al mes con él para abordar los avances en este caso.

«Vamos a seguir la investigación con todos los elementos, con todos los medios que tiene el Estado mexicano, aclarar lo que sucedió es un asunto de Estado», dijo el presidente sobre este complejo caso en el que, casi seis años después, todavía se desconoce el paradero de los 43 estudiantes.

La primera cita está programada para el 5 de mayo. El fiscal Gertz Manero ya ha expresado su voluntad de dar comienzo de nuevo a la investigación de Ayotzinapa. Todo aquél que provea información para resolver el caso obtendrá «protección, amnistía y recompensa» por parte del Gobierno, prometió López Obrador en la rueda de prensa.

Según la versión oficial, el 26 de septiembre de 2014 un grupo de policías detuvo a los jóvenes y los entregó al cártel Guerreros Unidos para deshacerse de los cuerpos. Posteriormente, este grupo delictivo los trasladó, ejecutó y quemó en un vertedero en el pueblo de Cocula.

Esta versión se basa en el testimonio de más de cien personas. Sin embargo, 77 de las 142 personas que fueron detenidas por el caso han sido puestas en libertad debido a diversas irregularidades cometidas de la Fiscalía mexicana. Entre otras irregularidades, los sospechosos fueron sometidos a torturas o arrestados bajo pruebas que luego demostraron ser inconsistentes.

Por su parte, los familiares de los estudiantes y varias ONG han realizado otras investigaciones que concluyen que el relato oficial no se sostiene. Entre otras pruebas, un equipo internacional de expertos forenses concluyó que los estudiantes no podían haber sido incinerados en dicho basurero porque ahí no se había generado calor suficiente para desintegrar 43 cuerpos.

En México se estima que oficialmente hay 60.000 personas desaparecidas, pero varias ONG consideran que la cifra real podría ser superior a las 300.000 ya que muchos familiares no suelen denunciar este crimen por miedo a sufrir represalias del crimen organizado.

Continue Reading

Trending

Copyright © 2017 Zox News Theme. Theme by MVP Themes, powered by WordPress.