Connect with us

Politica

Familiares de las víctimas de Fujimori piden justicia

Published

on

En Pativilca, a 200 kilómetros al norte de Lima, el tiempo parece que se detuvo para las familias de los seis jóvenes asesinados durante el régimen de Alberto Fujimori Fujimori, quien gobernó con mano de hierro el país desde 1990 a 2000, ayudado por el jefe de los servicios de inteligencia, Vladimiro Montesinos. La localidad, que se dedica al cultivo de caña de azúcar, ingresó en la historia de Perú el 29 de enero de 1992, cuando el grupo militar «Colina» detuvo a seis jóvenes durante la madrugada y los llevó al campo, donde los torturaron con un soplete y después les dispararon hasta matarlos.

Durante el gobierno de Fujimori, se formó el grupo militar «Colina» en la sede central del Ejército en Lima, el «Pentagonito». Este puñado de militares fueron condecorados y promovidos por sus servicios al país, después procesados por la Justicia militar y por último, amnistiados por Fujimori.

En Barrios Altos, el grupo «Colina» asesinó a 16 personas, entre ellas a Javier Ríos, un niño de ocho años; en La Cantuta asesinó a nueve estudiantes y un profesor; y en Pativilca seis agricultores fueron torturados y quemados. El grupo dijo que las víctimas eran miembros del grupo terrorista «Sendero Luminoso», de corte maoísta.

De acuerdo a la acusación fiscal, el operativo de Pativilca formó parte de un plan formulado por la Dirección de Inteligencia y aprobado por el comandante general del Ejército, Nicolás Hermoza Ríos, por órdenes de Vladimiro Montesinos y con el conocimiento del jefe de Estado, Alberto Fujimori.

Politica

Niegan solicitud de arresto domiciliario a Ricardo Martinelli

Published

on

Ricardo Martinelli expresidente de Panamá seguirá detenido en la cárcel luego que el pleno de la Corte Suprema de Justicia rechazó el martes una solicitud de su defensa para cambiar su arresto preventivo por uno domiciliario, una medida menos severa.

Los nueve jueces de la Corte que celebró la audiencia a Martinelli decidieron por unanimidad que los abogados del exlíder no presentaron argumentos novedosos que “permitan justificar el cambio de las medidas de detención preventiva”.

El magistrado Luis Mario Carrasco leyó la decisión del pleno y dijo que se tomó en consideración los dos argumentos de la defensa: la salud de Martinelli y que se tomara en consideración el año que estuvo preso en Miami mientras se desarrollaba el proceso de extradición.

La Corte consideró que aunque el acusado es una persona mayor aquejada de padecimientos crónicos que obligan a una disciplina de medicación, esta puede administrarse en el centro de detención, con ciertas especificaciones. “No se ha acreditado que la condición amerite un cambio de medida cautelar”, señaló Carrasco.

Balbina Herrera, una exdiputada que acusa a Martinelli de haber intervenido sus teléfonos, consideró que la Corte “ha establecido con claridad meridiana la decisión de mantener a Martinelli detenido”.
“Más que satisfecha, siento que se respetó la ley en este país”, dijo Herrera, quien fue derrotada por Martinelli en las elecciones presidenciales de 2009.

El fallo de la Corte se produjo tras más de cinco horas de audiencia en las que el expresidente pidió consideración y respeto y argumentó que no tenía intención de fugarse de Panamá.
Durante la sesión, Martinelli, que llegó extraditado desde Estados Unidos la semana pasada por acusaciones de espionaje, dijo demostraré mi inocencia.

El exmandatario dijo que el caso de las escuchas telefónicas al igual que otros procesos de corrupción que están estancados son parte de persecuciones políticas. “Es un proceso político para deshabilitarme, mis problemas empezaron apenas supieron que tenía aspiraciones políticas”, señaló.

“Tengo 66 años y no sufría de ningún achaque cuando me fui de aquí”, afirmó el exgobernante al enumerar sus padecimientos médicos. Martinelli estuvo hospitalizado tres días por una crisis de hipertensión que sufrió el mismo día que llegó extraditado.

“He venido a recuperar mi nombre, a que mi partido se consolide”, expresó señalando que no tiene “la más remota intención de salir de Panamá”.

“Vine a afrontar la justicia, disculpen mi emotividad, pero soy así”, dijo Martinelli, que permanecerá detenido en la cárcel El Renacer.
Los abogados de Martinelli pidieron infructuosamente que se le cambiase la detención preventiva por un arresto domiciliario argumentando que no existe peligro de fuga y señalaron que al llegar al país ya no está en rebeldía, dos circunstancias fueron la base judicial para pedir su extradición.

Martinelli tiene programado un juicio el 26 de junio en el que se dirimirá si es culpable o no de espionaje político.

Martinelli, que presidió el país centroamericano entre 2009 y 2014, salió de Panamá a fines de 2015 después de que la Corte allanó el camino para una pesquisa por corrupción.

Fue detenido en Miami en junio de 2017 en base a una solicitud de extradición de las autoridades panameñas para que enfrentara acusaciones por intervenir supuestamente las comunicaciones de unas 150 personas. La Corte lo declaró en rebeldía al no presentarse a enfrentar los cargos por espionaje político.

Uno de los querellantes, el abogado Carlos Herrera, quien sostiene que el exgobernante debe permanecer detenido en la cárcel, dijo que Martinelli cuenta con recursos económicos y que existe un verdadero “peligro de fuga y temor de que las pruebas se malogren” si sale de prisión.

Continue Reading

Politica

Abren investigación contra Rafael Correa por presunto secuestro

Published

on

La Fiscalía de Ecuador ha informado este martes de que ha abierto una investigación contra el expresidente del país Rafael Correa por el presunto secuestro del exdiputado opositor Fernando Balda tras escuchar el testimonio de varios de sus antiguos colaboradores, que lo habrían vinculado con el caso.

Balda denunció ante el fiscal Paúl Pérez que fue víctima de un secuestro en 2012 en Bogotá, la capital de Colombia, donde residía en un intento por eludir una sentencia de la Justicia ecuatoriana. Según su declaración, el secuestro habría sido ordenado por varios altos cargos del Gobierno de Correa.

El exdirigente, por su parte, ha rechazado las acusaciones y ha asegurado que se trata de una persecución política. “La Fiscalía ha encontrado varios elementos de convicción que se consideran suficientes para vincular el proceso de instrucción fiscal contra del expresidente de Ecuador”, ha indicado Pérez durante una rueda de prensa.

“Son las versiones de los mismos exfuncionarios las que han servido como elementos de convicción para tomar esta decisión”, ha añadido. Balda, que actualmente vive en Quito, ha acusado a los agentes de Inteligencia de Ecuador de haber planificado su secuestro y ha vinculado a varios policías colombianos con el suceso.

“La petición del fiscal de que se me vincule con el caso Balda no tiene ninguna fundamentación ni se refiere a ningún elemento procesal. Es decir, primero me vincula y luego buscará el por qué”, ha manifestado Correa en su cuenta de Twitter. “Totalmente inconstitucional, pero cumpliendo las consignas políticas”, ha afirmado.

Al menos tres agentes de la Policía y dos exdirectores de los Servicios de Inteligencia de Ecuador han sido imputados en el marco del caso. La Justicia colombiana ha condenado a otras cuatro personas relacionadas con el secuestro.

Continue Reading

Politica

Kim Jong-un y Donald Trump llegan a un histórico acuerdo

Published

on

En su cumbre histórica en Singapur con Donald Trump, Kim Jong-un se ha comprometido este martes a la «completa desnuclearización de la Península Coreana», pero sin dar fechas concretas. A cambio, el presidente de Estados Unidos le ha prometido garantías de seguridad a Corea del Norte, lo que significa que no intentará derrocar su régimen, uno de los más represivos del mundo, si se desprende de sus armas atómicas.

Así consta en el comunicado que ambos han firmado tras su encuentro, celebrado durante casi cinco horas en el lujoso hotel Capella de la blindada isla de Sentosa. «El presidente Trump y el presidente Kim Jong-un han mantenido un completo, profundo y sincero intercambio de opiniones sobre los asuntos relacionados con el establecimiento relaciones entre EE.UU. y la República Popular Democrática de Corea (RPDC) y la construcción de un régimen de paz duradero y robusto en la Península Coreana», reza la declaración conjunta, que ambos firmaron ante el restringido grupo de periodistas autorizado a seguir el encuentro. Mientras Trump «se ha comprometido a proporcionar garantías de seguridad a la RPDC, el presidente Kim Jong-un ha reafirmado su compromiso firme e inamovible con la completa desnuclearización de la Península Coreana».

Además, ambos han abogado por «superar décadas de tensiones y hostilidades entre los dos países y por la apertura de un nuevo futuro». Pero no hicieron mención alguna a las sanciones internacionales que todavía pesan sobre Corea del Norte, que Trump anunció que seguirán vigentes hasta que empiece el proceso de desnuclearización. Para implementar este acuerdo, el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, llevará a cabo «negociaciones de seguimiento» con las autoridades de Pyongyang «tan pronto como sea posible».

Aunque la declaración suscrita no es más que un acuerdo de mínimos sin obligaciones concretas, la mera reunión de los mandatarios de EE.UU. y Corea del Norte ya supone un éxito porque es la primera de su historia. Tras décadas de constante tensión militar, el régimen comunista de Pyongyang y la Casa Blanca abren una nueva era de entendimiento que pretende cerrar el último conflicto que queda de la Guerra Fría. Pero se trata solo del principio de un largo y difícil proceso que, como en acuerdos anteriores, podría acabar en nada.

Al menos, en esta ocasión se han reunido cara a cara los dirigentes de ambos países, que han mostrado una curiosa sintonía en un ambiente distendido. Con un apretón de manos, ambos se han saludado a las nueve de la mañana en la puerta del Hotel Capella, decorada con banderas de los dos países. A continuación, se han dirigido a una sala donde han mantenido la primera de sus dos reuniones, solo con sus traductores. Para la segunda, se han rodeado de sus respectivas delegaciones.

Además de almorzar juntos, Trump y Kim Jong-un han paseado sonrientes por los jardines del hotel. «Ha sido una reunión fantástica, ha ido mejor de lo que nadie podía haber pensado», aseguró el presidente estadounidense, quien incluso enseñó a Kim Jong-un su limusina oficial, el Cadillac apodado «La Bestia». Por su parte, Kim Jong-un señaló durante la firma del comunicado que se trataba de «un documento para dejar atrás el pasado» y que «el mundo verá un gran cambio».

Tras esta jornada histórica, Trump y Kim Jong-un se despidieron en el mismo lugar donde se habían encontrado, abriendo un nuevo capítulo en las relaciones entre EE.UU. y Corea del Norte.

Continue Reading

Trending

Copyright © 2017 Zox News Theme. Theme by MVP Themes, powered by WordPress.