Connect with us

Actualidad

La vida de Popeye después de Pablo Escobar

Published

on

Jhon Jairo Velásquez, alias Popeye, nunca esperó morir de viejo. Dormir con un ojo abierto y presuponer que cada día puede ser el último son algunas de las condiciones para trabajar como lugarteniente de Pablo Escobar.

La carta de presentación de Popeye estremece. Más de 300 asesinatos, 200 «carros» bomba, el asesinato del candidato a presidente de Colombia Luis Carlos Galán y participación directa en el atentado al vuelo de Avianca en 1989 donde murieron más de 100 personas. Incluso mató a su propia novia por orden de Pablo Escobar al conocerse que era confidente de la policía.

Ser el jefe de sicarios del Patrón era igual que vivir con una diana pegada al pecho. La policía y el FBI iban tras sus pasos, los cárteles rivales también ansiaban verlo bajo tierra, e incluso sus propios hombres podían traicionarlo en el momento menos pensado por un puñado de pesos colombianos. Hasta Pablo Escobar podía ordenar su ejecución si tenía un mal día.

A cambio, Popeye actuaba como el perro de presa que era. Si había que secuestrar al expresidente Pastrana, lo hacía. Si tenía que colocar una bomba en plena calle, no lo dudaba. Si le ordenaban descerrajarle cinco tiros a algún pobre desgraciado, Popeye preguntaba si en el pecho o en la cabeza.

Un modo de vida teñido por el rojo de la sangre, el blanco de la cocaína y el verde de los billetes. El poder, el confundir el respeto con el miedo, el saberse por encima de leyes y gobiernos era su gasolina. Una dinámica de la que era imposible salir.

Todo imperio llega a su decadencia. Parece algo obvio, pero desde dentro no lo es tanto. A finales de los 80, el cártel de Medellín propagaba el terror a sus anchas. El país estaba en jaque por una banda de narcotraficantes. Escobar era intocable.

Sin embargo, el tiempo pasa para todos. Antiguos aliados que mutan en enemigos, falta de liquidez para mantener a su ejército privado, asfixia policial, miedo a la extradición. Cada uno de esos factores, gota a gota, desembocaron en la muerte de Pablo Escobar tiroteado en una azotea. Jhon Jairo, por su parte, consiguió salir vivo al entregarse a las autoridades.

Veinte años de prisión acusado, irónicamente, de un único crimen. Se libró de la extradición, conservó la piel y tuvo que reinventarse. Pablo Escobar le dio a Popeye una forma de ganarse la vida. Incluso cuando todo se derrumbó sobre sus hombros.

En 2014, las autoridades estaban nerviosas ante la excarcelación de Popeye. Un conocido asesino, representante de los mayores temores para la sociedad colombiana, volvía a estar suelto. Pocos habrían imaginado a qué iba a dedicar su tiempo en libertad.

Su imagen pública osciló de la leyenda viva de los años dorados del narcotráfico a la del bufón en Twitter. Su última profesión conocida fue la de youtuber cuando pasaba de los 50. Inició una actividad empresarial basada en vender su vida en documentales y entrevistas, además de comercializar surrealistas objetos de merchandising. Desde sus redes sociales, siempre muy activo, desafiaba a todo aquel que le llevara la contraria, rememoraba los años pasados junto a Escobar y lanzaba todo tipo de consignas y amenazas a los políticos colombianos. El Patrón seguía llenando sus bolsillos después de muerto.

La alegre vida de Popeye como famoso de la prensa sensacionalista llegó a su fin en 2018, cuando reingresó en la cárcel acusado de extorsión. Cuesta ignorar la llamada del dinero fácil si es lo que has hecho durante toda tu vida.

A alguien se le ocurrió que Jhon Jairo Velásquez sería un buen cobrador de deudas. El solo pronunciar su nombre ya asustaba, tenerlo cara a cara hacía que muchos dieran su brazo a torcer. Bajo amenaza, algunos cambiaron sus propiedades y las pusieron a nombre de Popeye. Una de sus víctimas dejó de contestarle al teléfono, por lo que Popeye localizó a su madre y se reunió con ella para explicarle las condiciones. Pero algo pasó. Asustar a una anciana debería ser fácil, pero la mujer lo denunció. Las autoridades lo tenían vigilado de cerca y solo necesitaron ese pequeño empujón para devolverlo de nuevo a una cárcel de máxima seguridad.

Sin duda, Popeye nunca esperó morir de viejo. Es probable que tampoco imaginara sus últimos días agonizando en una cama de hospital. Él había mirado a los ojos a muchas de sus víctimas, escuchado sus súplicas, incluso había llegado a torturar sin ningún remordimiento. En sus entrevistas siempre suponía que, antes o después, le tocaría estar al otro lado del revólver. Había evitado a la parca durante muchos años y al final se le presentó en forma de enfermedad terminal. Una bala que no ha podido esquivar.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Actualidad

Ricardo Martinelli ex presidente de Panamá presenta incapacidad médica para declarar en caso Odebrecht

Published

on

El ex presidente panameño Ricardo Martinelli (2009-2014) ha comunicado a la Fiscalía Especial Anticorrupción que su incapacidad médica, en la que se amparó para no prestar declaración sobre el caso de corrupción ‘New Business’, ha sido ampliada, lo que también le evitaría declarar en el caso ‘Odebrecht’.

Martinelli, acusado de comprar la Editora Panamá América SA (EPASA) con fondos públicos en el caso ‘New Business’, debía haber comparecido ante esa Fiscalía el pasado jueves pero no

lo hizo parapetándose en un “certificado de incapacidad” en el que su cardiólogo le declara incapacitado entre el 1 y el 3 de julio.

Ahora, Martinelli ha comunicado a la misma Fiscalía pero en relación con el caso ‘Odebrecht’, por el que también está investigado, que su incapacidad médica ha sido extendida hasta el 10 de julio, según informa el diario panameño ‘La Prensa’.

El Ministerio Público investiga tanto a Martinelli como a su sucesor Juan Carlos Varela (2014-2019) por supuestos sobornos recibidos de Odebrecht, constructora brasileña que protagoniza una trama de pago de sobornos a cambio de obra pública que extiende sus tentáculos por todo el continente.

Además, los hijos de Martinelli, Ricardo y Luis Enrique, han sido detenidos esta semana en

Guatemala acusados de blanqueo de capitales por el caso de la constructora brasileña. La Justicia guatemalteca ordenó el martes su ingreso en prisión preventiva a la espera de su extradición.

Continue Reading

Actualidad

Argentina supera en casos diarios al país de origen del Covid

Published

on

Argentina ha sumado en las últimas 24 horas una cifra récord de más de 3.600 nuevos casos diarios, lo que eleva el total de personas contagiadas de coronavirus en la nación suramericana por encima de los 87.000, superando así a China, punto de partida de la pandemia.

De acuerdo con el último balance del Ministerio de Salud, en la pasada jornada se registraron 3.604 nuevos casos. No solo es la cifra más alta anotada en un solo día, sino que es la primera vez que rebasa los 3.000 diarios. El récord anterior fueron los 2.979 del martes, por lo que en apenas 24 horas han aumentado un 21 por ciento, destaca ‘Clarín’.

Con ello, el total asciende ya a 87.030, lo que sitúa a Argentina justo por encima de China con 84.950 en el ranking mundial que elabora la Universidad Johns Hopkins de Estados Unidos.

En cuanto a las víctimas mortales por COVID-19, las cifras son más moderadas. En estas 24 horas se han producido otros 51 decesos, para un total de 1.694 fallecidos. Además, 671 personas están ingresadas en cuidados intensivos.

La provincia y la ciudad de Buenos Aires son el foco principal de la pandemia en Argentina, con 45.523 y 34.422 positivos, respectivamente.

El Gobierno de Alberto Fernández declaró una cuarentena nacional que ha comenzado a relajar en el contexto de una crisis económica preexistente que le mantiene inmerso en las negociaciones con los acreedores del país para la reestructuración de la deuda.

Continue Reading

Actualidad

Extienden la prohibición de los vuelos internacionales en Panamá

Published

on

La Autoridad Aeronáutica Civil (AAC) de Panamá anuncio ayer miércoles su decisión de ampliar la prohibición de los vuelos internacionales en el país hasta el 23 de julio, esgrimiendo “razones de salud pública” en el marco de la pandemia del coronavirus.

La resolución, firmada por el director de la AAC, Gustavo Pérez Morales, y publicada en la Gaceta Oficial, exceptúa los vuelos humanitarios y que transporten equipos o insumos necesarios para afrontar la pandemia.

Esta prohibición a los vuelos internacionales está en vigor en Panamá desde el 23 de marzo. En primer momento, iban a reiniciarse el 23 de mayo pero, desde entonces, la AAC ha extendido la medida en dos ocasiones, hasta el 22 de junio y, ahora, hasta el 23 de julio.

El transporte aéreo está incluido en el cuarto bloque de seis del plan de reactivación económica de Panamá. El primero arrancó el 13 de mayo y el segundo el 1 de junio. Aún no hay fecha para la reactivación de los siguientes bloques.

Las autoridades sanitarias panameñas han registrado este miércoles 635 nuevos casos de coronavirus y 13 muertes. Así, el país latinoamericano, 101 días después de confirmar su primer caso, contabiliza un total de 22.597 positivos por la COVID-19 y 470 víctimas mortales.

Continue Reading

Trending

Copyright © 2017 Zox News Theme. Theme by MVP Themes, powered by WordPress.