Connect with us

Actualidad

Las protestas en Chile le pasan factura a Sebastián Piñera

Published

on

Apenas un 9 por ciento de los chilenos considera que el presidente, Sebastián Piñera, está realizando una buena gestión, un mínimo histórico que coincide con las recientes protestas, que han llevado al Gobierno a aceptar una negociación para reformar la Constitución.

Una encuesta de la firma Cadem ha reflejado un descenso de tres puntos en el nivel de popularidad de Piñera, a la baja en los últimos meses. La tasa de desaprobación del mandatario también ha aumentado en los últimos días y ronda ya el 81 por ciento.

El creciente malestar ciudadano también se hace palpable en la valoración del Gobierno, que solo recibe el visto bueno del 13 por ciento y cuenta con el rechazo frontal del 80 por ciento de la ciudadanía, según el sondeo, elaborado a partir de 793 casos y con un margen de error de 3,7 puntos.

Las revueltas también pasan factura a otros líderes políticos, ya que en 17 de los 19 casos analizados su popularidad desciende de forma significativa. Entre los más afectados está el secretario general de la Organización de Estados Americanos, José Miguel Insulza, que cae 22 puntos hasta el 26 por ciento, y la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, cuya popularidad desciende hasta el 36 por ciento tras perder 17 puntos.

Respecto a la redacción de una nueva Constitución –la actual data de la dictadura–, un 85 por ciento respalda dicha iniciativa, tres puntos más que en el anterior sondeo. Más de seis de cada diez prefieren que los ciudadanos elijan a todos los responsables de la asamblea encargada de redactar la nueva Carta Magna, mientras que el 33 por ciento quiere que la mitad de este foro esté reservado para parlamentarios ya elegidos.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Actualidad

Alberto Fernández toma posesión en Argentina solo 3 presidentes le acompañaran

Published

on

La historia no se repite en Argentina, pero esta versión se le parece mucho. Alberto y Cristina Fernández  vuelven este martes a la Casa Rosada. El primero como presidente y la última, cuatro años más tarde, como vicepresidenta. Los actos del traspaso de mando, en esta ocasión, no llegan acompañados de escándalos ni de negativas a entregar «los atributos del mando», como sucedió hace cuatro años. Mauricio Macri hará lo que su antecesora rechazó: pasará el testigo del bastón y la banda presidencial (una versión nueva) a su sucesor. En este caso, y por deseo del primer Fernández (Alberto), será en el Congreso.

La investidura de «los Fernández» se celebrará con ausencias importantes. La más sonada, quizás, sea el portazo de Jair Bolsonaro. El presidente de Brasil rechazó la invitación de asistir a los actos oficiales, pero ordenó a última hora que su vicepresidente, Hamilton Mourano viajara a Buenos Aires. El ministro Osmar Terra tuvo que anular un viaje y una agenda destinada a suavizar las tensiones bilaterales. El Gobierno de Fernández tendrá que hacer malabares para reconducir las relaciones con su principal socio comercial y evitar que el agónico Mercosur (Mercado Común Suramericano) desaparezca y con él se esfume el tratado de libre comercio con la UE.

En ese mismo terreno del «no», pero con sensibilidades aún más a flor de piel, Fernández deberá moverse con Israel tras comunicarle Benjamin Netanyahu que tampoco aceptaba su invitación y, al estilo Bolsonaro, retirar la delegación de alto nivel prevista para viajar con el ministro Akunis. En este caso, las razones, no confesadas, son dos. La primera, por el conocido «pacto con Irán» (2013) suscrito por Cristina Fernández. La expresidenta fue acusada por el fiscal Alberto Nisman (asesinado, según un informe de la Gendarmería Nacional) y está procesada por presunto encubrimiento de los responsables del atentado a la AMIA en julio de 1994, que dejó 86 víctimas mortales. El Gobierno de Mauricio Macri designó a un embajador político en Israel (Mariano Caucino), cuyo principal misión fue recuperar la confianza entre ambas Administraciones.

El otro motivo del rechazo se encuentra en las declaraciones inoportunas de la, a partir de hoy, ministra de Seguridad, Sabina Frederic. Las autoridades de Israel expresaron su preocupación por la posibilidad de que el nuevo Gobierno derogue la calificación de organización terrorista decretada por Macri a Hizbolá. La ministra consideró que mantener esa etiqueta era «comprarnos un problema que no tenemos». La Justicia considera que Hizbolá estuvo detrás del ataque a la Embajada de Israel, así como de la Amia.

Tampoco estará presente en la investidura el presidente Iván Duque. Colombia es el último país de la región andina que sufre las sacudidas del hervidero social que atravesaron por diferentes motivos Ecuador, Perú, Chile y Bolivia.

Lenín Moreno, presidente que le dio la puntilla a Unasur y ordenó retirar una estatua de Néstor Kirchner en Quito, permanecerá en la capital ecuatoriana. En La Paz se quedará Jeanine Añez. La presidenta interina jamás recibió la invitación de Buenos Aires, detalle que la alivió, porque en la capital argentina no se hubiera «sentido cómoda» (sic). Alberto y Cristina Fernández consideran que Evo Morales fue víctima de un golpe de Estado y, a diferencia de Macri, no reconocen el gobierno de transición de Bolivia.

En este contexto o clima enrarecido entre los vecinos más próximos y lejanos, Uruguay puso la nota de la concordia. Tabaré Vázquez y Lacalle Pou, presidente en ejercicio y electo respectivamente, cruzaran juntos el río de La Plata para estar presentes en la investidura.

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, ha anulado su asistencia a la toma de posesión de Alberto Fernández en Argentina para seguir la búsqueda del avión de la Fuerza Aérea siniestrado con 21 tripulantes y 17 pasajeros a bordo, todos ellos miembros de las Fuerzas Armadas.

Con el paraguayo Mario Abdo Benítez y el dictador cubano Miguel Díaz-Canel que llegó el domingo, serán apenas cuatro los presidentes de la región que verán en vivo y en directo el regreso, oficial, del «perokirchnerismo» al poder. La presidente del Senado, Pilar Llop, estará en representación de España.

Continue Reading

Actualidad

Preparan el regreso de Evo Morales a Bolivia según Maduro

Published

on

El gobernante de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo este miércoles que en Bolivia se está preparando el regreso de Evo Morales, quien renunció a la Presidencia de su país en noviembre pasado presionado por las Fuerzas Armadas en medio de la convulsión política generada por denuncias de fraude en las elecciones.

«Ni con golpes de Estado podrán, en Bolivia derrocaron a Evo y ¿qué están haciendo con el poder? Destruyendo a Bolivia, pero ellos lo que no saben es que se está cocinando en el pueblo de Bolivia la vuelta, el regreso», dijo Maduro durante un acto de Gobierno transmitido de manera obligatoria por radio y televisión. «Evo volverá hecho pueblo, hecho millones», apuntó Maduro.

El líder chavista, además, arremetió contra la alta comisionada de derechos humanos de la Organización de Naciones Unidas, Michelle Bachelet, por, dijo, no pronunciarse sobre lo que considera violaciones de derechos humanos en Bolivia tras la renuncia de Morales.

La renuncia de Morales ha sido calificada como «golpe de estado» por varios Gobiernos y políticos latinoamericanos. Otros países han reconocido al Ejecutivo interino de Áñez, mientras que parte de la comunidad internacional ha instado al diálogo sin pronunciarse sobre la crisis política.

Continue Reading

Actualidad

Sin testamento los millones del ex presidente Mugabe de Zimbabue

Published

on

El expresidente de Zimbabue Robert Mugabe, que falleció el pasado 6 de septiembre, dejó diez millones de dólares en una cuenta bancaria local y posesiones que incluyen diez automóviles, cinco casas y una granja sin testamento con beneficiarios, informó este martes el diario estatal “The Herald”.

Zimbabue, de 95 años, falleció en Singapur, donde estuvo hospitalizado durante meses a causa de un cáncer de próstata avanzado.

Según una lista publicada en “The Herald”, las posesiones de Mugabe incluían una granja y cuatro casas a las afueras de Harare, así como una vivienda y terrenos en su pueblo natal de Zvimba, al oeste de la capital zimbabuense.

“Hasta ahora, no hemos podido localizar un testamento, pero hemos enviado consultas a otros bufetes de abogados”, aseguraron sus abogados en una carta.

“En este sentido, quizás el patrimonio pueda ser tratado como intestado (sin testamento) por ahora”, indicaron en la misiva.

El periódico estatal informó de que se había programado una reunión para este jueves a fin de designar a un funcionario para resolver el asunto.

La viuda del exmandatario, Zimbabue, figura como el único cónyuge sobreviviente, mientras que sus tres hijos (Bona, Robert Junior y Bellarmine), y el hijo del primer matrimonio de Grace, Russel, figuraban como sus hijos sobrevivientes.

Los expertos legales dijeron al periódico que un albacea testamentario distribuiría los activos entre estos cinco beneficiarios en ausencia de un testamento.

Durante sus 37 años en el poder, muchos fueron los rumores de que Mugabe había acumulado una riqueza mucho mayor que las propiedades que publicó “The Herald”, lo que ha generado la sospecha de que algunos activos del expresidente podrían estar no declarados.

En ese época, circulaba la información de que la familia de Mugabe poseía hasta 13 granjas, aunque se creía que algunas de ellas no pertenecían al entonces gobernante sino a parientes cercanos.

Entre estas se encuentra Gushungo Estate, una antigua granja lechera de propiedad blanca que fue asignada a Grace Mugabe bajo el controvertido programa de reforma agraria, por el que se forzó a los dueños blancos de unas 4.000 granjas a redistribuirlas a agricultores negros, y en la que se construyó una fábrica de yogur y otros productos lácteos.

En enero pasado, el diario hongkonés “South China Morning Post” informó de que una mansión que la familia poseía en Hong Kong se vendió por 4,3 millones de dólares.

A la familia de Mugabe se le ha permitido seguir viviendo en Harare, a pesar de que la exmano derecha de Mugabe y actual presidente del país, Emmerson Mnangagwa, forzó su retirada hace dos años en un golpe respaldado por el Ejército.

Después de la muerte de Mugabe, se supo que su mansión palaciega en el norte de Harare estaba registrada a nombre de su partido, el ZANU-PF (Unión Nacional Africana de Zimbabue – Frente Patriótico), aunque desde entonces esa formación ha dicho que transferirá la propiedad a la familia.

El régimen de Mugabe se caracterizó por la represión de sus opositores, elecciones de dudosa credibilidad, falta de libertades para su pueblo y una total ruina de las arcas del Estado, pese a que en muchos países de África todavía es venerado como un luchador icónico por la libertad del continente, un héroe de la independencia nacional y un luchador contra el dominio colonial blanco.

Mugabe dimitió a finales de 2017 forzado por un golpe militar y, desde entonces, quedó políticamente aislado, pero con una vida cómoda garantizada por el Gobierno de Mnangagwa, quien en público siempre habló de él con reverencia.

Continue Reading

Trending

Copyright © 2017 Zox News Theme. Theme by MVP Themes, powered by WordPress.