Connect with us

Actualidad

Todo lo que podría perder Cristiano Ronaldo con la presunta violación sexual

Published

on

Cristiano Ronaldo puede llegar a perder hasta 2.050 millones de euros, si continúa el impacto del caso de su presunta violación a la estadounidense Kathryn Mayorga e incluso más allá de que sea declarado culpable o inocente por un tribunal de Nevada. El daño a su imagen ya está hecho y las 18 marcas publicitarias a él asociadas no pierden ojo de los acontecimientos, ya que en Estados Unidos estos asuntos generan un gran revuelo y miles de fans pueden retraerse respecto al goleador.

Cristiano tiene un contrato firmado de por vida con la multinacional Nike a razón de 870 millones de euros. A esa cifra se le añaden los 783 millones que generan sus publicaciones patrocinadas en las redes sociales, de acuerdo con la revista especializada «Forbes».

Y no puede olvidarse que produce 400 millones de euros anuales a todos sus patrocinadores. De hecho, uno solo de sus mensajes en las redes sociales desemboca en 1,3 millones de euros para la firma en cuestión. Sumando estas cantidades, el resultado arroja los 2.050 millones de euros, es decir, todo un imperio de patrocinios, que se añade a los 31 millones de euros netos que percibe por temporada en la Juventus de Turín.

Su contrato más sustancioso es el que lo vincula con la todopoderosa Nike, que lo tiene como su tercer deportista fichado de manera vitalicia, tal cual sucedió con Michael Jordan y LeBron James.

Un portavoz de la firma declaró hace unos días: «Estamos profundamente preocupados por las inquietantes acusaciones contra Cristiano Ronaldo y seguiremos de cerca el desarrollo de la situación». Unas palabras que reflejan lo que se «cuece» entre bastidores: valorar una posible anulación de su acuerdo económico.

American Tourister, Herbalife y Tag Heuer son otras de las marcas que pagan a Cristiano por ejercer de modelo en sus anuncios. Cierto que estas tres marcas todavía no se han pronunciado al respecto, pero el «efecto dominó» puede acechar a la vuelta de la esquina.

No se trata solo de anuncios publicitarios, también del pujante negocio de los mensajes patrocinados en las redes sociales, que va a más y hasta ahora encabeza el propio Ronaldo con los 641.000 euros que percibe por cada uno de ellos en Instagram, Twitter y Facebook. Una rentabilidad basada en los millones de seguidores que acumula el jugador portugués, convertido en el futbolista más comercial del mundo.

El cinco veces ganador del Balón de Oro supera los 100 millones de euros anuales por estas partidas y por su contrato en la Juve. Así que las consecuencias financieras de este escándalo sexual que le ha estallado en los últimos días puede hacerle perder miles y miles de euros en las próximas semanas, incluso aunque saliera victorioso. Y todo porque Kathryn Mayorga ha desatado una ola mediática que en nada beneficia al exdelantero del Real Madrid.

Ya les sucedió con anterioridad a otros famosos, que resultaron perjudicados una vez que su nombre apareció en medio de un sumario de estas mismas características u otras distintas, habitualmente en Estados Unidos. Ahí puede incluirse al jugador de golf Tiger Woods, a quien Tag Heuer y Gillette le dieron la espalda a causa de sus problemas de pareja, o al boxeador Mike Tyson, cuya ex esposa lo acusó de abuso hace 30 años y eso estuvo a punto de arruinarle.

En cuanto al brillante jugador de baloncesto Kobe Bryant, excompañero de Pau Gasol en Los Angeles Lakers, vio cómo McDonald’s y Nutella le cerraban la puerta por un supuesto asunto de agresión sexual. Tampoco puede olvidarse a Lance Armstrong, señalado por dopaje en el Tour de Francia y que desde entonces no levanta cabeza desde el punto de vista financiero.

Los abogados de Kathryn Mayorga apuntan a CR7 por once delitos. A saber: violación, intento de asedio sexual, coacción para el fraude, agresión a una persona vulnerable, conspiración, difamación, abuso de proceso, tentativa de silenciar el caso, tentativa de concretar un acuerdo de no divulgación, negligencia y violación de contrato. Y la Policía de Las Vegas ya ha confirmado que, tarde o temprano, el jugador será llamado a declarar, bien en suelo norteamericano o bien por videoconferencia.

Continue Reading

Actualidad

Planean su regreso a Venezuela aerolineas internacionales

Published

on

El regreso de los vuelos de TAP Air Portugal a Caracas podría marcar un punto de inflexión en el contexto de lo que ha sido un grave aislamiento en la conectividad de vuelos internacionales en Venezuela en los últimos años.  Muchas aerolíneas abandonaron el país   por las deudas del Estado con las compañías, la conflictividad política en los tiempos del chavismo, los problemas de seguridad e infraestructura, las sanciones internacionales al Gobierno de Nicolás Maduro y la pandemia.

En los últimos meses, compañías como Air France, Sky, Lan Chile, Iberia, Aerolíneas Argentinas, Avianca y Wyngo se han comunicado con las autoridades del Instituto Nacional de Aeronáutica Civil (INAC) para explorar el terreno y la posibilidad de reanudar operaciones en el país. Las aerolíneas colombianas Avianca y Wyngo deberán esperar a que se concreten las condiciones políticas entre los gobiernos de Colombia y Venezuela, unas relaciones que en este momento están rotas, pero que podrían cambiar tras las elecciones colombianas, cuya primera vuelta se celebra en dos semanas. Las aerolíneas estadounidense American Airlines, en particular deberán esperar al fin de las sanciones impuestas por Washington al Gobierno chavista.

Hasta este momento, de acuerdo a información del presidente de la Asociación Nacional de Líneas Aéreas, ALAV, Humberto Figuera, además de TAP, solo cinco aerolíneas internacionales prestan servicio al Aeropuerto Internacional Simón Bolívar, de Maiquetía. Se trata de Cubana de Aviación, la panameña Copa, Turskih Airlines, Air Europa y Plus Ultra, que junto a las ocho compañías de aviación venezolanas se encargan de atender el alicaído panorama de vuelos comerciales en el país.

Continue Reading

Actualidad

El magnate de Microsoft da positivo al covid

Published

on

La pandemia del coronavirus no entiende de clases sociales y uno de los últimos en anunciar su positivo en covid ha sido Bill Gates,   que compartió en sus redes sociales la noticia. El fundador de Microsoft publicó varios mensajes a través de Twitter en un hilo en el que explicaba que presenta síntomas leves y se encuentra aislado, «siguiendo el consejo de los expertos», hasta que «esté de nuevo sano».

Bill Gates ha aprovechado su contagio para advertir de la importancia de estar vacunado para hacer frente a los efectos del coronavirus.

Continue Reading

Actualidad

Presidente Biden levanta sanciones a Maduro

Published

on

Joe Biden ha decidido levantar algunas sanciones sobre el régimen de Venezuela con el argumento de que así pretende facilitar el diálogo entre el chavismo y sus opositores, según ha anunciado este martes 17 de mayo la Casa Blanca. Por un lado, el Gobierno norteamericano permitirá a la petrolera estadounidense Chevron negociar algunas licencias directamente con el régimen venezolano, pero no se le permiten nuevas perforaciones o exportaciones de crudo venezolano, y por otro se elimina a un exdirectivo de la petrolera estatal Pdvsa y sobrino de la primera dama venezolana de la lista oficial de sancionados, en la que fue incluido por corrupción.

Este es el primer levantamiento de sanciones desde las varias rondas aplicadas por la Administración de Donald Trump.

Desde 2019, EE.UU. reconoce solo a Juan Guaidó como representante legítimo del pueblo de Venezuela.

La semana pasada, 18 legisladores demócratas pidieron a Biden en una carta que levante las sanciones contra Maduro, para mitigar los efectos de las sanciones sobre la población. En junio, EE.UU. preside una conferencia de naciones latinoamericanas y caribeñas, pero el presidente de México, Andres Manuel López Obrador tiene intención de boicotearla si Biden no invita a Maduro, además de los dictadores de Cuba y Nicaragua.

Continue Reading

Trending

Copyright © 2017 Zox News Theme. Theme by MVP Themes, powered by WordPress.