Connect with us

Actualidad

Nuevos hallazgos del misterio de la tragedia de Amelia Earhart

Published

on

Los 20 y los 30 fueron los años de los raids aéreos en todo el mundo. Ejemplo de ello fue la aventura de la «Escuadrilla Elcano» (que partió desde nuestro país en dirección a Manila) o la gesta de Ramón Franco (famoso por viajar a través del Océano Atlántico con su «Plus Ultra»).

Sin embargo, no todas tuvieron un final feliz. La más trágica fue protagonizada por la popular y coqueta aviadora Amelia Earhart, una estadounidense que, en 1937, desapareció en el Pacífico con su copiloto mientras trataba de dar la vuelta al mundo. El misterio del paradero de su cuerpo sigue, a día de hoy, sin desvelar.

Sin embargo, un nuevo análisis de medición ósea indica que los restos hallados en una isla remota del Pacífico Sur pertenecen probablemente a esta legendaria aviadora estadounidense. Richard Jantz, profesor emérito de antropología y director emérito del Centro de Antropología Forense de la Universidad de Tennessee, afirma haber examinado de nuevo siete mediciones en los huesos realizadas en 1940 por el médico D. W. Hoodless, quien había llegado a la conclusión de que pertenecían a un hombre.

La tragedia de Earhart conmocionó en su momento a la sociedad estadounidense. Comenzó el 1 de junio de 1937 cuando, tanto ella (de 39 años) como su copiloto Fred Noonan (de 44) partieron en un bimotor Lockheed 10 Electra desde Burbank, California, con el objetivo de dar la vuelta al mundo. Su idea era viajar con varias escalas desde ese punto hasta el pequeño islote Howland -ubicado en el Pacífico y, desde allí, continuar hasta Hawai.

En principio, habían aconsejado a la aviadora no aterrizar en Howland, pues era una isla tan minúscula que apenas se discernía volando a una altitud elevada. Earhart no hizo caso y solicitó la ayuda de un buque de los guardacostas, el Itasca, para que (mediante un contacto de radio) le informara de la posición de la isla cuando su avión estuviese cerca. Eso permitiría a su bimotor tocar tierra sin problemas, repostar y continuar el viaje. Sin embargo, un problema en las comunicaciones impidió al buque cumplir su misión.

Según declararon posteriormente los marinos, ellos podían escuchar perfectamente como la aviadora les pedía ayuda desesperada, pero no podían devolverle la comunicación. Sin saber dónde aterrizar, tan solo fue cuestión de tiempo que la estadounidense se quedase sin gasolina y según el gobierno de los EE.UU. se estrellase en el Pacífico. Nunca se encontraron los restos del avión ni de sus ocupantes.

Desde hace años, un grupo de investigadores entre los que se incluye Jantz cree que esta aviadora murió como náufrago en la isla de Nikumaroro, a medio camino entre Hawai e Islas Salomon (donde se encontraron los huesos en 1940).

El experto, usando varias técnicas cuantitativas modernas (incluyendo Fordisc, un programa de computadora para estimar el sexo, la ascendencia y la estatura de las mediciones esqueléticas), ha desvelado que Hoodless había establecido de forma errónea el sexo de los restos.

El programa, creado conjuntamente por Jantz, es utilizado por casi todos los antropólogos forenses certificados en Estados Unidos y en todo el mundo.

El nuevo estudio, que se publica en la revista «Forensic Anthropology» señala, a su vez, que los huesos tienen más similitud con Earhart que con el 99 por ciento de los individuos en una gran muestra de referencia.

Jantz también ha comparado la longitud de los huesos con los de Earhart para corroborar la pertenencia de los huesos. Así pues, ha logrado determinar por ejemplo el tamaño que tenía la tibia de la aviadora en base a las medidas de su ropa. Para ello, una costurera tomó las medidas de uno de sus pantalones, que incluyeron la longitud de la entrepierna y la circunferencia de la cintura.

En base a estos datos, Jantz cree que «hasta que se presente evidencia definitiva de que los restos no son los de Amelia Earhart, el argumento más convincente es que son de ella».

Con todo, el experto no quiere desmerecer a su predecesor. «La antropología forense no estaba bien desarrollada a principios del siglo XX. Hay muchos ejemplos de evaluaciones erróneas por parte de los antropólogos del período. Podemos aceptar que Hoodless pudo haberlo hecho tan bien como la mayoría de los analistas de la época podrían haberlo hecho, pero esto no significa que su análisis fue correcto».

Junto con los huesos encontrados en 1940, un grupo de búsqueda descubrió parte de un zapato que se consideraba de una mujer, una caja sextante diseñada para contener un Brandis Navy Surveying Sextant, fabricado alrededor de 1918 y similar al del copiloto de Earhart, y una botella de licor Benedictine, una de las favoritas de la aviadora.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Actualidad

Se incrimina el Chapo en audio de envío de coca de las FARC

Published

on

En la quinta semana del juicio contra el narcotraficante mexicano Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, se reveló un audio donde se puede escuchar la voz del capo negociando con un supuesto miembro del extinto grupo guerrillero de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

La primera grabación definitiva del liderazgo del ‘Chapo’ en el negocio de la droga fue este jueves, con una conversación telefónica pinchada en 2010 entre el acusado y, al parecer, un miembro de las FARC, la guerrilla colombiana.

El exnarcotraficante colombiano Jorge Milton Cifuentes, alias ‘J’, quien se encuentra testificando contra el líder del Cártel de Sinaloa, narró cómo Guzmán Loera intervino en la negociación con un miembro de las FARC, identificado como ‘Diego’, para intentar traficar seis toneladas de cocaína de Colombia a México.

“Aquí hay seriedad. No hay ninguna mentira”, señaló ‘El Chapo’ a ‘Diego’ y, como prueba, le propuso pagar a la organización dos toneladas de cocaína con dinero en efectivo, así como varias propiedades de Cifuentes en Colombia como garantía para otras cuatro toneladas de cocaína, según informó la agencia ‘AP’.

Una de las prioridades para el ‘Chapo’ era cerciorarse de que la droga era de calidad. Un anterior envío de las FARC, en el que también participó Cifuentes, había movido cocaína de mala calidad. «Necesitamos que las cosas estén buenas», dice el narco, que solicita que un «técnico» vaya a inspeccionar la droga.

Al final, según aseguró Cifuentes en el juicio, la operación no salió adelante. Sin embargo, el documento, además de ser una nueva prueba del negocio narco de las FARC, ilustra a la perfección las dotes negociadoras del ‘Chapo’ y su intervención directa en los asuntos decisivos del negocio, como la fijación del precio y las condiciones de pago y de envío. Mientras se escuchaba su voz en la sala, con la cinta detenida una y otra vez por la fiscalía para preguntar detalles a Cifuentes, el ‘Chapo’ no cambiaba su expresión. Como si el que hablara fuera otro.

‘El Chapo’ está siendo juzgado en un tribunal federal de Brooklyn (Estados Unidos) por introducir cerca de 500 toneladas de droga en EEUU. Fue extraditado desde México en 2017 tras fugarse dos veces de cárceles de máxima seguridad.

Guzmán, de 61 años, acusado de 11 cargos de narcotráfico, conspiración y lavado de dinero, puede ser condenado a cadena perpetua solo con ser declarado culpable en uno de ellos.

Continue Reading

Actualidad

Se extinguió realmente el Megalodón?, el tiburón más grande de todos los tiempos

Published

on

Hace unos 23 millones de años, hizo su aparición uno de los depredadores más voraces que jamás haya recorrido los océanos de la Tierra: el megalodón. Este tiburón de pesadilla, el más grande de todos los tiempos, medía casi 20 metros de longitud, tres veces el tamaño de los tiburones blancos, y pesaba 50 toneladas. No es extraño que siga fascinando tanto a los científicos como a la industria cinematográfica, que incluso lo convirtió el pasado verano en el protagonista de un éxito de taquilla de esos para consumir con palomitas.

Aunque la mayoría de los investigadores cree que el monstruo terminó extinguido hace 2,5 millones de años, según un equipo de la Universidad de California Merced (EE.UU.), su auténtico destino ha sido puesto en duda en algunas ocasiones, hasta el punto de que hay quien ha asegurado haberlo avistado en la actualidad o le han atribuido restos encontrados en las costas o la muerte de otros tiburones. El mito fue en su día alimentado por algunos programas de televisión que sugerían que el gigante podía seguir surcando las aguas.

Ahora, investigadores de la también estadounidense Universidad William Paterson creen haber descubierto la causa por la que es imposible que el megalodón siga escondido en las profundidades de los océanos. Según han explicado en la reunión anual de la Unión Americana de Geofísica (AGU), fue la alta temperatura corporal de este enorme pez lo que finalmente terminó con él.

Al igual que los tiburones actuales, como el blanco o el mako, el megalodón podía ajustar la temperatura de su cuerpo según se encontraba en aguas frías o calientes. Esto le habría permitido sobrevivir con éxito en diferentes hábitats, toda una ventaja a la hora de la caza, como explican los autores del estudio en la revista«LiveScience». Pero mientras los antepasados de los tiburones actuales que convivían con el megalodón tenían temperaturas corporales de entre 20ºC y 30ºC, la de esta bestia brutal podría haber oscilado entre los 35ºC y los 40ºC, similar a la de mamíferos como las ballenas.

Semejante calor habría requerido un metabolismo muy activo y, por tanto, alimentarse frecuentemente. Pero después el clima se calentó y las presas del megalodón (que iban desde grandes peces y tortugas a ballenas, delfines, focas u otros mamíferos marinos) se trasladaron a aguas más frías en latitudes más altas. La escasez de alimentos y la competencia con nuevas especies de depredadores, como las orcas, pudieron haber sido la fatal combinación que llevó al gigante a la extinción después de haber reinado durante 21 millones de años.

Lo que hace que la existencia y extinción de los megalodontes sea un misterio para los investigadores es que la anatomía de estos tiburones antiguos era muy parecida a la de los modernos, con esqueletos hechos de cartílago en lugar de hueso. Esta característica, también común a las rayas, los distingue de otros vertebrados. Pero significa que los tiburones no dejan grandes restos fosilizados como lo hacen otros animales. El hueso se mineraliza y fosiliza, algo que el cartílago no hace o hace mal.

Pero al igual que los tiburones modernos, los dientes del extinto estaban hechos de fosfato de calcio, lo que los hace muy abundantes en el registro fósil. Esto precisamente es lo que han utilizado los investigadores para su estudio. Para averiguar si la temperatura corporal del megalodón era similar a la de los escualos modernos, los científicos examinaron los isótopos de carbono y oxígeno en los dientes del tiburón antiguo y en los de tiburones modernos. Estos isótopos forman diferentes enlaces dependiendo de la temperatura del animal cuando se desarrollan los dientes.

Con esta técnica, el equipo pudo estimar la temperatura promedio del cuerpo del megalodón y encontrar pistas de qué les llevó a la extinción. «Los grandes cambios climáticos combinados con limitaciones evolutivas pueden proporcionar la clave para la extinción de la especie de tiburón más grande que haya vagado jamás por el planeta», concluyen. Puede que el monstruo ya no surque los océanos pero su magnética leyenda y su interés científico aún siguen vivos.

Continue Reading

Actualidad

Panamá recibirá la devolución de 350 millones de euros de Sacyr

Published

on

Sacyr tendrá finalmente que pagar a Panamá un total de 350 millones de euros en concepto de devolución de los anticipos que el país le realizó en 2009 y en 2014 para acometer las obras de ampliación del Canal de Panamá, un proyecto que ya está en servicio desde junio de 2016.

Del importe total a devolver, 225 millones de euros deben pagarse ahora y los 125 millones restantes, en marzo de 2019.

Así lo determina un laudo emitido este miércoles por la Cámara Internacional de Comercio (ICC) de Miami, el órgano internacional que dirime en arbitraje las diferencias que el consorcio de Sacyr que construyó el Canal y Panamá tenían sobre la devolución de estos anticipos.

Finalmente, esta instancia internacional ha dictado que el grupo español y sus socios deben devolver estos importes cobrados a cuenta, tal como defendía la Autoridad del Canal de Panamá y en contra del
criterio del consorcio constructor.

Sacyr y el resto del consorcio mantenían que los anticipos deberían descontarse de las reclamaciones que tienen planteadas a Panamá por los sobrecostes y retos técnicos que presentó el proyecto. Estas reclamaciones, que ascienden a 4.300 millones de dólares (unos 3.770 millones de euros), están pendientes de resolución también en distintos órganos de arbitraje.

No obstante, el tribunal de Miami ha dictado que no se espere a resolver estos reclamos y se devuelva el total de los anticipos que Panamá dio al consorcio en 2009, al comienzo de la obra, y en enero de 2014, en virtud del acuerdo que se logró para solventar los problemas de liquidez que entonces atravesó el proyecto y que supuso la paralización de su construcción durante unos días.

En total, Sacyr y sus socios deben devolver 847,63 millones de dólares (unos 743,53 millones de euros), de los que 547,95 millones de dólares (unos 480 millones de euros), el importe adelantado en 2009, deben reintegrarse ahora.

Los 299,67 millones de dólares (unos 262,8 millones de euros) restantes, correspondientes al adelanto de enero de 2014, se devolverán en marzo, toda vez que un tribunal londinense ratifique el fallo de la instancia de Miami, dado que se firmaron bajo derecho británico.

De todos estos importes, Sacyr debe abonar el monto que proporcionalmente le corresponde en virtud de la participación del 41,6% que tiene en el consorcio que construyó las nuevas esclusas del canal, que completan la compañía belga Jan de Nul, la italiana Impregilo y la local Cusa.

Así, la constructora española tiene que pagar ahora 225 millones de euros del primer adelanto y otros 125 millones en marzo del segundo.

Sacyr asegura que cuenta ya con fondos para atender a estos dos pagos. En concreto, ha firmado un préstamo sindicado a cinco años por los referidos 225 millones y ha “aflorado” los otros 125 millones “activando instrumentos financieros” con los derivados que tiene suscritos con las acciones de la participación del 8,2% que tiene como accionista de Repsol.

La constructora que preside Manuel Manrique espera amortizar el préstamo con los importes que confía obtener de las resoluciones de las reclamaciones.

Sacyr y sus socios se adjudicaron en 2009 la construcción de la ampliación del Canal de Panamá, una de las mayores obras civiles de la historia, por unos 2.300 millones de euros, si bien finalmente la obra acabó costando casi el doble.

Continue Reading

Trending

Copyright © 2017 Zox News Theme. Theme by MVP Themes, powered by WordPress.